Domingo 22 de Julio de 2018

Histeria Whatsapp: Comprando nuestra Esclavitud - Artículo de opinión Vox Populi - elperiodic.com

Versión Clásica
Edición Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana : Vox Populi

Histeria Whatsapp: Comprando nuestra Esclavitud

23/02/2014 Jaume Vicent
recomendar
a mis favoritos
Fuimos la gloria de la naturaleza, su producto estrella. Unos monitos sin pelo y muy listos, que consiguieron dominar el mundo sin la fuerza de los plantígrados, sin la agilidad de los felinos, sin armas naturales en nuestro cuerpo. Con el simple poder de nuestra mente, nos elevamos por encima de las demás especies. Eran los buenos tiempos de la evolución de los mejores, pero nada dura para siempre. Tras convertirnos en crueles tiranos, devorando los recursos del planeta, destrozando selvas, mares y océanos, llegó nuestro declive.

La naturaleza es sabia, y no se lo discuto. Tan sabia es, que nos ha empujado a inventar e inventar, hasta hacernos totalmente dependientes de cada nueva gilipollez que inventamos. Lo último, el “no-va-más” del cuelgue, es el whatsapp, un programa de mensajería, con apenas 2 años de vida, y sin el que ya nadie puede vivir. Es el claro ejemplo de la necesidad creada. Nos inventamos algo completamente innecesario, y nos las apañamos para convertirlo en algo indispensable. Odiamos que Obama nos espíe, pero cuando (por el motivo que sea) el programita nos falla, nos comenzamos a poner nerviosos, nos sudan las manos, el vello de nuestra nuca se eriza y comenzamos a sentir un sabor cobrizo en la boca. Hasta tal punto de estupidez ha llegado la raza humana (al menos la occidental).

Es increíble el nivel de nerviosismo de la gente ante la caída de los servidores del programa por unas horas. Cientos de comentarios en Facebook (irónico) y otros cientos de tweets demostraron lo necesario que se les ha hecho a algunos el programa en cuestión.

Ese mismo día, una figura muy importante de Vila-real, un escultor conocidísimo y de gran prestigio, falleció. El señor Vicente Llorens Poy. A diferencia de lo sucedido con el drama tecnológico, sólo una persona comentó esto. Lo importante del sábado no era el fallecimiento de una gran figura del panorama cultural de nuestra ciudad, sino la caída temporal de un servicio de mensajería sin el que hemos vivido toda una vida y que no ha aportado nada de valor a nadie.

No me gustaría ponerme soez, pero hay que ser idiota para llegar a tal punto de cuelgue tecnológico. Si lo importante es hablar, ese aparatito que tienes en la mano, eso planito hecho de plástico y cristal, que hace tantísimas cosas, eso que se llama teléfono, resulta que sirve para llamar y para hablar con la gente. Y si lo que te resulta tan importante es hablar gratis, entonces, hay una cosa maravillosa que se llama: quedar y charlar en persona.

Nos hemos convertido en unos seres tristes que pagan, alegremente y con los ojos cerrados, por su esclavitud.
Comparta este artículo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Con el soporte de:
GV Conselleria Educació

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Aviso Legal | Política de Cookies | Publicidad | Correo: valenciaARelperiodicPUNcom

 
Versión Móvil