6 de diciembre de 2020 6/12/20

Los hosteleros del Maestrat temen que la masiva afluencia de catalanes les obligue a cerrar sus negocios

Vinaròs paseo marítimo
Vinaròs paseo marítimo
  • Los restaurantes de la zona marítima de Vinaròs y Benicarló han registrado un incremento “exagerado” de catalanes tras el cierre de bares y restaurantes en la comunidad autónoma vecina

El cierre de bares y restaurantes en Cataluña desde el pasado jueves como medida adoptada por la Generalitat para frenar los contagios por coronavirus ha derivado en un incremento considerable de catalanes que se han acercado a los locales de Vinaròs y Benicarló durante este fin de semana.

Desde uno de los restaurantes de la zona marítima de Benicarló aseguran que “ayer domingo estuvimos a tope, había incluso cola para entrar”. Esta sería una situación muy agradable para la hostelería del Maestrat si no fuera por la pandemia. Así lo señalan desde Benicarló. “Lo que es bueno para el negocio igual es malo para la salud” porque “nos preocupa que nos puedan cerrar a nosotros los negocios”.

Desde Benicarló apuntan que “no nos esperábamos este incremento de clientes, más que un domingo normal. Los locales estaban exageradamente llenos”.

Por su parte, desde una pizzería de la zona marítima de Vinaròs aseguran que “el fin de semana hemos estado a tope de familias, parejas y amigos que han venido desde Cataluña a comer y cenar en nuestros locales”.

Asimismo, una vecina de Vinaròs añade que “las terrazas de la zona marítima estaban a reventar” durante el fin de semana. De hecho, “pese a que ayer teníamos la mesa reservada, tuvimos que esperar hasta 2 horas para que nos sirvieran por la gran cantidad de gente que había”. Incluso, “se pusieron mesas supletorias. Ni en agosto había tanta gente”, señalan.

En Peñíscola, por su parte, apuntan que este fin de semana han visitado la ciudad del Papa Luna unas 2.000 personas entre participantes y acompañantes al triatlón Infinitri por lo que, explican desde el ayuntamiento, “es posible que hayan llegado catalanes a comer en nuestros locales pero desde que acabó el verano no hemos dejado de recibir gente por las actividades culturales y deportivas que hemos venido organizando”.

Subir