elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Sindic de Compromís, Enric Morera, visita al alcalde de Villena

El Sindic de Compromís, Enric Morera, visita al alcalde de Villena

    “La política austericida de la Generalitat Valenciana no sólo no genera empleo, sino que profundiza en los recortes sociales y amenaza la viabilidad de los ayuntamientos”. Podrían resumirse así las conclusiones del encuentro que en la mañana del jueves el Síndic del grupo parlamentario Compromis, Enric Morera, ha mantenido con el alcalde de Villena, Javier Esquembre, a fin de analizar algunas situaciones de la política autonómica que influyen directamente en la realidad local.

    A lo largo de la reunión ha estado muy presente la situación de APADIS, provocada por los impagos de Conselleria, además de todas las dificultades que el sector sociosanitario atraviesa por los incumplimientos de la Generalitat a la hora de sufragar las deudas con el sector.

    Enmarcado el diálogo en las dificultades económicas de la Comunidad Valenciana, se abordó la problemática de Villena con respecto a la deuda que tiene la Generalitat con la ciudad tanto en materia de Servicios Sociales, como en Empleo o Cultura, y que supera ya los dos millones de euros. Para el alcalde de Villena “si a ello se le añade los cerca de 8 millones de euros que se adeudan por las obras de la plaza de toros se ve un panorama de agobio económico para Villena, provocado por la Generalitat, que debe ser solucionado de manera inmediata por el Gobierno valenciano”. En palabras de Enric Morera, “esto genera un clima de desconfianza que hace que la creación de empleo no se produzca y que la crisis se agrande aún más por esa política “austericida” que lo único que logra es que la inversión social se reduzca”.

    Tras los temas económicos han sido centro del análisis problemas medioambientales. Por un lado el incumplimiento de la Ley de Residuos que tanto malestar causa a Villena por el deficiente funcionamiento de la planta de VAERSA. Además se abordaron los problemas derivados de la no inversión en las plantas depuradoras que hace que las aguas sean tratadas insuficientemente.

    Un último motivo de preocupación compartida ha sido el tema de los acuíferos y la necesidad de frenar su sobreexplotación, garantizando un consenso que no haga del agua un arma política y que respete el caudal ecológico del río Júcar. Al tiempo se ha mostrado el apoyo a las iniciativas en favor del río Vinalopó para convertirlo en un río vivo y en un parque natural.

    Subir