2 de marzo de 2021 2/3/21

La revisión catastral en Villena afecta a 4.008 construcciones y 355 parcelas

    El pasado mes de julio se inicio un proceso de regulación catastral a nivel nacional que en Villena ha afectado a 4.008 construcciones y 355 parcelas que están recibiendo la notificación por carta de las distintas irregularidades apreciadas durante la revisión catastral.

    La concejala de Urbanismo, Cate Hernández, ha explicado esta mañana de nuevo el proceso catastral que se está realizando durante el 2016 a nivel nacional. Este proceso de revisión catastral no tiene nada que ver con el Ayuntamiento y busca actualizar las obras no declaradas en nuestro municipio o el cambio de actividad no registrado en los inmuebles.

    En el término municipal de Villena la revisión ha afectado a un total de 4.008 construcciones de un total de 30.619. Los propietarios y propietarias de estas construcciones afectadas están recibiendo la notificación de las irregularidades encontradas en sus inmuebles. “Es un proceso de justicia tributaria”, ha señalado la edil.

    Estas obras revisada presentaban construcciones como: piscinas, almacenes, garajes, porches o pistas deportivas que no aparecían registradas en el catastro. La empresa responsable de la revisión es Geoned y las construcciones irregulares detectadas deben abonar una tasa de 60 euros por dicha revisión.

    Las alegaciones se pueden presentar en el plazo de quince días al catastro de Alicante que aparece en la documentación recibida, a través de correo certificado. Ante cualquier duda la ciudadanía puede acudir a la oficina de SUMA en Villena para recibir más información o tramitar las alegaciones desde allí mismo.

    Esta revisión catastral busca eliminar los agravios comparativos entre propietarios para que todo el mundo tribute los impuestos que le corresponden acorde a sus propiedades. La edil ha querido resaltar que “no se trata de un proceso sancionador”. La regularización afecta a los últimos cuatro años y tras el período de alegaciones de quince días, los recibos se emitirán antes de final de año. Los pagos correspondientes se pueden fraccionar o aplazar, si lo solicitan las personas afectadas, según se estime desde SUMA.

    Subir