22 de octubre de 2020 22/10/20

El Conservatorio de Villena reubica parte de sus clases al colegio Ruperto Chapí

El Conservatorio de Villena reubica parte de sus clases al colegio Ruperto Chapí - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Conservatorio de Villena reubica parte de sus clases al colegio Ruperto Chapí - (foto 2)

    La concejala de Cultura y el director del Conservatorio de Música han anunciado esta mañana el traslado al colegio Ruperto Chapí de las clases que se impartían en las instalaciones anexas al Teatro Chapí que no cumplen con las medidas sanitarias actuales.

    La epidemia del coronavirus ha intensificado las medidas de seguridad entre personas por el riesgo al contagio del virus. Estas nuevas medidas de seguridad impiden reanudar las clases del Conservatorio de Música del próximo curso que se debían impartir en las instalaciones que el Conservatorio tiene junto al Teatro Chapí.

    “Se trata de una situación insólita y el ayuntamiento debe hacer primar la seguridad del alumnado”, ha señalado Elena Benítez como concejala de Cultura. La búsqueda de instalaciones que permitan cumplir con la normativa de seguridad médica ha llevado al equipo de gobierno y a la dirección musical a plantear la posibilidad del traslado a un centro educativo de nuestra ciudad.

    La respuesta de las juntas directivas de los colegios de la ciudad ha sido muy servicial de inmediato y con una valoración positiva para El Gre y Ruperto Chapí, finalmente la opción elegida ha sido esta última. “En primer lugar ha premiado la cercanía con las otras dos instalaciones donde se imparten clases como son la Casa de Cultura y el salón de actos del Conservatorio”, ha destacado José Fernando Sirera, director del Conservatorio.

    En las aulas del colegio Ruperto Chapí se van a impartir las clases de viento con todos los niños y niñas más pequeños para evitar que tengan que realizar desplazamientos entre dependencias. Los horarios se están reajustando para compaginarse con los del centro educativo y se habilitará la biblioteca para que los niños y niñas puedan allí esperar a sus padres y madres y aprovechar el tiempo para realizar los deberes escolares que tengan.

    Las aulas del colegio son grandes y permiten albergar hasta 12 alumnos cumpliendo todas las medidas de distancia y seguridad necesarias. “La matriculación está prevista que comience en 10 o 12 días”, ha indicado Sirera quien espera “que haya cifras de alumnado similares a las de otros años” tal y como refleja el volumen de preinscripciones realizadas para el próximo curso.

    Subir