21 de noviembre de 2019 21/11/19

La Vila pone en marcha el nuevo contrato de servicios de telecomunicaciones

    El nuevo servicio de telecomunicaciones, que incluye el servicio de telefonía fija y móvil, está en funcionamiento desde el pasado día 1 de febrero, después de que el Ayuntamiento lo haya adjudicado por contrato público, algo que es la primera vez que ocurre en la historia del consistorio.

    Las comunicaciones electrónicas abarcan la comunicación por voz (telefonía fija y móvil), y los servicios de transmisión de datos, especialmente toda la infraestructura mediante la que funcionan los ordenadores y los sistemas de información en general.

    “En cuatro años hemos bajado más del 60% el precio de los servicios de comunicaciones, ahorrando nada más y nada menos que 120.000 euros al año”, ha manifestado el concejal de Nuevas Tecnologías y Modernización, Pedro Ramis, que añadía “la gestión es clave para la optimización de los recursos, y en eso estamos demostrando continuamente nuestra ventaja”.

    Ramis explicaba que, previo a la licitación de los servicios, se han ido tomando medidas correctoras, al tiempo que se han hecho gestiones con distintos proveedores para ir perfilando una estrategia correcta. Ya en mayo de 2013 se firmó un acuerdo de reducción de precios con el principal proveedor para sacar ventaja de todo este trabajo.

    “Desde el primer momento hemos tomado medidas para el control del gasto, eso se nota claramente en su evolución. Finalmente creo que hemos conseguido el mejor acuerdo posible. Sólo hay que ver los contratos en nuestra comarca por ejemplo”, explica el concejal, mientras añadía que “estos contratos son especialmente complicados en la Administración, ya que a la complejidad Jurídico-Administrativa habitual, hay que añadir las cuestiones tecnológicas”.

    Además, el Ayuntamiento ha puesto en orden un apartado más. Es la primera vez en su historia que los servicios de comunicaciones electrónicas se regulan mediante un contrato de libre concurrencia, como obliga la Ley. “Estamos hablando de muchas decenas de años, desde que existe el teléfono en el Ayuntamiento, que no existía un concurso público para este servicio”.

    Al margen de los aspecto económicos, el Ayuntamiento ha dado un impulso tecnológico importante, pasando todo el servicio a telefonía IP (incluso la voz se transmite con la misma tecnología que los datos), con centralitas telefónicas virtuales mantenidas por el operador, de manera que se moderniza la instalación y se reduce el mantenimiento de manera importante. “Hemos eliminado las centralitas, todo es virtual. El proveedor se encarga de dicha infraestructura. En los términos que se manejan actualmente, la centralita está en ‘la nube’”, añadía Ramis. Se ha prescindido de las centralitas telefónicas de C/ Mayor, C/ Cristóbal Galiana (Urbanismo), Centro Social y Casa de la Cultura.

    Se da servicio a más de 200 terminales fijos, con conexión a internet, pero además se usan 160 líneas de telefonía móvil, con 54 líneas de datos incluyendo las líneas de datos de los portátiles. El nuevo contrato también renovará el parque de terminales activos.

    ocultar
    La Vila pone en marcha el nuevo contrato de servicios de telecomunicaciones
    Subir