24 de septiembre de 2020 24/9/20

Los pacientes del Hospital Marina Baixa disfrutan de menús más veraniegos

Los pacientes del Hospital Marina Baixa disfrutan de menús más veraniegos - (foto 1)
  • El servicio de Cocina elabora cerca de 400 platos al día

  • Los expertos aseguran que comiendo de forma correcta se puede evitar la aparición de enfermedades como la obesidad, diabetes, hipertensión o la subida de colesterol o triglicéridos

Los pacientes ingresados en el Hospital Marina Baixa disfrutan de menús más veraniegos durante la época estival.

Así, los platos calientes de invierno como los cocidos, los potajes o guisados dan paso a las ensaladas, la pasta, los gazpachos, la fruta o los helados durante los meses de junio a octubre.

Los pacientes ingresados con dieta normal, pueden elegir entre tres primeros, tres segundos y tres postres, dependiendo de sus gustos y preferencias.

Además, cada día se preparan otros menús adaptados a las diversas patologías y dietas de determinados pacientes.

Cada día, el servicio de Cocina del Hospital Marina Baixa sirve una media de 200 comidas por ingesta, lo que supone la elaboración de casi 400 platos al día, además de los desayunos y las meriendas.

Menús cardiosaludables. Los consejos de los expertos
Los expertos aseguran que comiendo de forma correcta se puede evitar la aparición de enfermedades como la obesidad, diabetes, hipertensión o la alteración de factores de riesgo como colesterol o triglicéridos, situaciones que, de no ser tratadas adecuadamente, suponen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Cabe destacar que la alimentación debe ser equilibrada y elaborada mediante los métodos culinarios adecuados. Por ello, un menú cardiosaludable debe estar basado en la presencia de verduras, frutas, legumbres, frutos secos y pescado.

Los aceites recomendables son los de origen vegetal, como el de girasol y el de oliva, este último muy rico en ácidos grasos monoinsaturados muy saludables y con numerosas propiedades beneficiosas.

Además, evitar los aceites con grasas saturadas como el aceite de coco o de palma, presente en productos de elaboración industrial como bollería o fritos; o utilizar los métodos de hervido, vapor, horneado y asados sin añadir caldos y retirando previamente toda la grasa aparente si se utilizan carnes, son otros de los consejos de los profesionales sanitarios.

Subir