12 de abril de 2021 12/4/21

Discapacitados físicos y psíquicos podrán disfrutar de la playa gracias al punto accesible de la Basseta l´Oli de La Vila

Discapacitados físicos y psíquicos podrán disfrutar de la playa gracias al punto accesible de la Basseta l´Oli de La Vila - (foto 1)
  • El espacio adaptado cuenta con seis sillas anfibias, diez muletas acuáticas y un equipo de auxiliares clínicos, además de una furgoneta adaptada para trasladar a los usuarios

La concejala de Bienestar del Ayuntamiento de La Vila Joiosa, Mª Isabel Lloret, ha visitado esta mañana el punto de playa accesible, situado en la Basseta l´Oli de la Playa Centro de la localidad. Se trata de un recinto adaptado y resguardado del sol con pasarelas, toldos y asientos, dotado con dos aseos especiales para minusválidos, vestuarios y duchas y materiales especiales, que también organiza la Concejalía de Playas del consistorio vilero.

Mª Isabel Lloret, concejala de Bienestar Social, ha explicado que “este año contamos con seis sillas anfibias, diez muletas acuáticas y con el equipo de auxiliares clínicos que nos ayudan a prestar este servicio en la playa, además de una furgoneta adaptada para trasladar a los usuarios. Siempre prestamos especial atención al punto de playa accesible, ya que las personas que lo utilizan disfrutan del verano y ganan en calidad de vida, y ese es el principal objetivo de nuestra gestión”.

El servicio de playa accesible de La Vila está abierto desde julio y permanecerá en funcionamiento hasta mediados de septiembre. Un equipo de monitores y auxiliares clínicos del DYA trabajan todas las mañanas con los usuarios, ayudándoles a cambiarse, acompañándoles en su estancia en la playa y ayudándoles a acceder al agua. Además, hay una furgoneta municipal que, con la ayuda de los trabajadores del DYA, recoge a diferentes horas de la mañana a las personas que no pueden acceder por sí mismas hasta la playa.

“Los usuarios del punto accesible son muy variados. Los diferentes centros y asociaciones de minusválidos y discapacitados de la localidad, así como colectivos de la tercera edad, suman cada año hasta 35 personas. Pero cualquier persona que sufra una minusvalía o una discapacidad del grado que sea, sin límites de edad, puede venir al punto accesible y encontrará a los monitores, las sillas y las muletas a su disposición”, ha explicado Mª Isabel Lloret.

Además, cada año decenas de turistas y Asociaciones de Minusválidos y Discapacitados de la provincia de Alicante acuden al punto accesible de la Basseta l´Oli.

Subir