elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Villarreal hace aguas ante el Levante

El Villarreal hace aguas ante el Levante - (foto 1)
  • La derrota más dura de la temporada ante un Levante que se coloca lider

  • Por desgracia, la mejoría ante el City fue un simple espejismo

Tras el buen partido ante el City (aunque se perdiera) si que vimos esa mejoría que se estaba pidiendo y necesitando. Si hoy mostrábamos la misma cara habían muchas probabilidades de ganar el partido. Hoy era el día para reengancharse a la liga y empezar a mirar para arriba o para mirar para abajo con el miedo en el cuerpo y recuperar las malas sensaciones de los partidos anteriores. Por desgracia ha sido lo segundo, ya no solo perdiendo, sino dando una imagen muy mala ante un Levante que sale del Madrigal lider.

El Levante no solo nos ha ganado sino que nos ha dado un baño y comparar el juego de unos y otros, la intensidad y las ganas vistas en el campo deja en muy mal lugar a los nuestros.

La alineación inicial del mister era de corte ofensivo, aunque suene incoherente decirlo jugando con un solo punta. Pero era el mismo once que plantó cara en Manchester y como dijo el sabio, si algo va bien ¿para qué cambiarlo? 

Pero la imagen mostrada en tierras inglesas ha quedado demostrado que fue un simple espejismo. El Levante muy serio atrás buscando las contras, que nos han hecho mucho daño. Nosotros sin claridad, sin chispa, sin alma, tocábamos y tocábamos con una posesión de balón clara pero totalmente estéril dado que no tenía profundidad. Hemos vuelto a ser ese Villarreal lento y previsible que salvo en contadas ocasiones nos estamos acostumbrando a ver.

Si en el medio del campo no teníamos creación ni delante ocasiones, atrás no ha ido mejor. La defensa que parecía ser el punto de partida de una deseada recuperación ha hecho aguas. Muy blanda, llegando tarde siempre y siendo superada por unas contras letales y veloces del equipo granota.

Nos meterían el primero en el minuto 15 y el segundo al borde del descanso. La lluvia haría acto de presencia y sería el aliciente que faltaba para que un poco numeroso Madrigal se quedara medio vacío. 

En la segunda parte entraría Marco Ruben por Marchena solamente para ver como 12 minutos después nos meterían el 0-3. La grada se quedaría más vacía si cabe y solo se oiría a la afición visitante entre "olés" y "Ballesteros Selección" lo que agravaría la tristeza e impotencia de encontrarte en la grada presenciando el choque.

A la desesperada entrarían Bordás por Cani y Mario por Hernán Pérez con el comentario repetido en la grada de "si estos son los que nos tienen que salvar...". Un penalti claro no pitado sobre Marco Ruben a falta de 20 minutos o un balón sacado en la raya de gol por Ballesteros a falta de 3 hubieran podido maquillar el resultado, pero el marcador no se movería, en una derrota tan contundente como justa.

Sin mirar quién jugaba el partido y solo como se ha jugado, se ha visto una diferencia abismal entre uno que esta noche es lider y otro que ya mira de cerca las plazas de descenso.

En rueda de prensa, el entrenador del Levante Juan Ignacio Martínez se ha mostrado en todo momento muy humilde, recalcando que aunque es cierto que es un momento muy bonito, quedan muchos partidos por delante y hay que ir poco a poco. Que el equipo va creciendo pero que no cree que hayan sido tan superiores como marca el resultado y que han tenido mucha eficacia arriba y han sabido aprovechar a la perfección sus contras.

Juan Carlos Garrido, que ha aparecido más tarde de lo habitual (muchos dicen que por seguramente una reunion con los dirigentes del club) y que además no se le ha visto tan enérgico ni con esa confianza en si mismo de otras veces, ha hablado de una lógica decepción tras la derrota y además con un resultado tan contundente, que considera demasiado castigo.

Que el guión ha sido el esperado con nosotros tocando y ellos buscando las contras y que el 0-1 ha sido un golpe que ha llegado pronto y les ha favorecido a ellos tanto en su planteamiento como que a nosotros nos ha creado más ansiedad. Menciona que hemos tenido opciones, incluyendo el penalti no pitado, lo cuál podría habernos enganchado al partido.

Que no hemos sabido arriba frenar su salida rápida de balón ni en defensa marcar y tapar sus veloces contras aunque no ha querido cargar las culpas contra ningún jugador en concreto pese que a algún periodista le ha mancionado a Zapata, haciendo incapié si esos fallos vienen condicionados por su insistencia en ponerlo de lateral cuando es central.

Felicita al Levante aunque cree que el resultado es muy abultado. Insiste en que los goles, sobretodo el primero, han llegado en momentos clave y no hemos sabido levantarnos ni reaccionar ante ello. Ante la diferencia de hoy y la semana pasada siendo el mismo once explica que la ilusión era la misma. En base a ello vuelve a hablar de que hay que levantar la cabeza, recuperar la confianza y salir a ganar los partidos que tenemos por delante, aunque reconoce que lo de hoy es un duro golpe y un paso atrás. 

Y con la idea de mejorar y mirar hacia delante ir al Bernabeu, que quizá (esto ya lo digo yo) es la peor plaza que nos podría tocar.

Si cada vez más gente se iba sumando durante semanas atrás al deseo de que el técnico fuera sustituido tras la humillación de hoy es un clamor casi unánime. Habrá que esperar a las próximas horas pero hace bien poco fue ratificado. El Bernabeu se afronta como casi una derrota segura, falta saber si es así (ojalá demos la sorpresa y sea un cambio radical, a día de hoy casi una utopía) ver el modo en el que caemos. Aunque pocos días después jugamos en casa contra el Rayo y eso si que será una prueba de fuego.

Roig y la junta directiva en general ya sabemos que no son de destituir facilmente a los técnicos, pero tras partidos como el de hoy y las sensaciones vistas ya no solo hoy, sino desde tiempo atrás, alguna que otra vez se ha hecho.

La semana que a estas horas ya hemos empezado va a ser vital para el entrenador y para el equipo, que puede verse en descenso.

0 Villarreal: Diego López; Zapata, Marchena (Marco Ruben, 46’), Gonzalo, Catalá; Hernán Pérez (Mario, 59’), Borja Valero, Bruno, Cani (Gerard, 59’), De Guzmán; y Rossi.
3 Levante: Munúa; Javi Venta, Ballesteros, Nano, Juanfran; Xavi Torres (Farinós, 69’), Iborra, Valdo (Pedro López, 81’), Barkero, Juanlu; y Koné.
Árbitro: Delgado Ferreiro. Amonestó a Xavi Torres (21’), Marco Ruben (72’) y Rossi (77’).
Goles: 0-1, min. 17: Juanlu. 0-2, min. 42: Juanlu. 0-3, min. 57: Koné.

Subir