24 de enero de 2021 24/1/21

Vila-real pone en valor su patrimonio medieval con la consolidación de la Torre Motxa y la visualización de la antigua muralla

  • Los trabajos de rehabilitación, adjudicados por 47.678 euros a una empresa local, comenzarán en pocos días con el objetivo de frenar el deterioro del monumento, declarado BIC, debido al desgaste de materiales y a problemas de humedades y escorrentías

El Ayuntamiento de Vila-real inicia el año con obras para la recuperación y puesta en valor del patrimonio local. En pocos días arrancarán los trabajos de rehabilitación de la Torre Motxa, vestigio de la muralla medieval, y uno de los elementos más significativos del patrimonio de la ciudad, al estar declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento. Con el objetivo de mejorar su estado de conservación y frenar el deterioro de la torre y los dos lienzos de muralla colindantes que se conservan, el consistorio ha adjudicado los trabajos de consolidación del monumento con una inversión de 47.678 euros, IVA incluido, a la empresa local Proyvi.

El concejal responsable del área de Territorio y Patrimonio, Emilio Obiol, ha explicado que todo está listo para que las obras de rehabilitación, que tienen un plazo de ejecución de tres meses, se activen a partir de la próxima semana. La intervención en este conjunto, vestigio del recinto amurallado que rodeaba la ciudad en la época medieval, se centrará en solucionar los problemas que afectan al correcto mantenimiento tanto de la torre como de la muralla debido al uso de materiales inadecuados así como por las humedades del subsuelo y las escorrentías procedentes de la parte superior del monumento. También está prevista la conservación de todos aquellos fragmentos existentes del revestimiento original y remodelación de la zona ajardinada, con la retirada de los arbustos y elementos que impiden la completa visualización de la torre y la muralla.

El proyecto incluye, asimismo, la visualización sobre el pavimento existente de parte de la muralla y el Portal de la Botera, ya desaparecidos, en la zona de la avenida Pío XII. Esta visualización se realizará siguiendo las mismas características que en los tramos de muralla ya señalizados en otros puntos de la ciudad. Concretamente, en los últimos años la concejalía de Patrimonio ha llevado a cabo actuaciones para visibilizar el antiguo trazado amurallado de la villa medieval en la plaza Mosén Ballester (Portal de la Sang), en la plaza Colón (Portal dels Martins), así como en la calle Comunión (Portal d’Onda) y también se procedió a sacar a la luz parte del lienzo de la muralla entre medianeras en la calle Cova Santa.

La financiación para la rehabilitación de la Torre Motxa está ya reservada desde el presupuesto de 2018, en el que se consignó el proyecto, cuya tramitación se ha demorado más de lo previsto debido a cuestiones técnicas y a la necesidad de contar con las correspondientes autorizaciones al tratarse de un Bien de Interés Cultural.

Subir