10 de abril de 2021 10/4/21

Vila-real llevará al pleno de febrero los presupuestos de 2021 para su aprobación

Vila-real llevará al pleno de febrero los presupuestos de 2021 para su aprobación - (foto 1)
  • El equipo de gobierno ha rehecho las cuentas para incluir el pago de las últimas resoluciones y sentencias urbanísticas que obligan al ayuntamiento al pago de 2,5 millones de euros

El Ayuntamiento de Vila-real aprobará en el pleno del 23 de febrero los nuevos presupuestos municipales para 2021 que tuvieron que quedarse encima de la mesa tras la comunicación por parte del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana del pago de nuevas resoluciones y sentencias urbanísticas de los anteriores gobiernos del Partido Popular.

El alcalde, José Benlloch, ha asegurado que su intención es aprobar las cuenta en el pleno ordinario de febrero para que “durante el mes de marzo estén en vigor” porque en el caso de algunas sentencias el consistorio tiene dos meses para hacer el pago y para poder tramitar los convenios con las entidades sociales y posibilitarles el pago de la subvención de este año.

A mediados de diciembre, el primer edil de Vila-real presentó las cuentas para 2021 que tuvieron que volver a la casilla de salida tras llegar al Ayuntamiento un total de 10 resoluciones del Jurado de Expropiación y 4 sentencias firmes del Tribunal Supremo. Las resoluciones del Jurado de Expropiación corresponden a reclamaciones de propietarios por terrenos y aprovechamientos urbanísticos que tenían en los años 90 y 2000, durante la etapa del PP, y que ascienden a 11,4 millones de euros, una cantidad que “si tuviéramos que pagarla toda ahora nos llevaría a la quiebra”.

No obstante, Benlloch señala que gracias al trabajo de los servicios técnicos y jurídicos, “hemos logrado que finalmente lo único que tengamos que incluir en el presupuesto sean 421.827 euros, que corresponden al pago de la cantidad concurrente de 3 de las 10 resoluciones”. En este sentido, ha recordado que “nuestra máxima siempre ha sido luchar para defender los intereses generales e intentar pagar lo mínimo y no pagar por aquello que se hizo mal en su momento”. De hecho, la cantidad que inicialmente reclamaban los propietarios por estos 10 expedientes urbanísticos superaba los 28,6 millones de euros.

Finalmente, se pagarán 421.827 euros correspondientes a tres resoluciones: la apertura de un tramo del Camí les Voltes, calle Río Palancia (prolongación de la calle Pobla Tornesa, y la urbanización del jardín situado entre las calles Furs de València y Molí). “El resto de resoluciones vamos a recurrirlas para intentar pagar lo mínimo”, ha subrayado Benlloch. 

En cuanto a las sentencias, el consistorio debe hacer frente a cuatro fallos firmes del Tribunal Supremo, por valor de 2,1 millones de euros que corresponden al aparcamiento situado entre la calle Joanot Martorell y las avenidas Mediterrani y Francia; la apertura de las calles Benicarló e Illes Columbretes y la plaza Mercè Rodoreda; y dos sentencias de propietarios que recurrieron la valoración de las expropiaciones por la ronda Suroeste.

Así las cosas, la cantidad económica derivada del urbanismo de la etapa del PP que, según los técnicos, es necesario pagar en este 2021 asciende a 2.595.614 euros. “Esto, unido al incremento del 0,9% en la nómina de los funcionarios y al pago de las horas extra pendientes de 2020, hace que el presupuesto finalmente pase de 47,7 millones de euros previstos inicialmente a 51,3 millones”, ha detallado el alcalde. Benlloch ha explicado que ya ha procedido a retirar la propuesta de presupuesto que presentó en diciembre, ya que será necesario hacer un nuevo proyecto de presupuestos. “El Ayuntamiento no dispone de ingresos suficientes para hacer frente a este incremento en los gastos y por tanto el urbanismo derivado de la gestión del PP se pagará a través de un préstamo”, tal y como ha señalado.

"A pesar de que inicialmente habíamos previsto un presupuesto sin ningún préstamo, en este momento no tenemos otra opción porque tenemos sobre la mesa de nuevo el grave problema de tener que hacer frente a los empastres e ilegalidades del Partido Popular", ha asegurado el alcalde, quien ha recordado que "estamos gestionando tres crisis: la de la deuda del PP, la del urbanismo del PP y la actual crisis por el coronavirus". "El esfuerzo que haremos ahora para pagar el urbanismo del PP a través de un crédito nos permitirá tener recursos para las necesidades del momento, como las ayudas a la hostelería o al comercio, así como el mantenimiento de los servicios públicos de calidad, y también a las oportunidades que puedan surgir, por ejemplo a través de las ayudas europeas del Fondo de Reconstrucción post covid-19".

Subir