18 de febrero de 2020 18/2/20

La Unidad de Mediación Policial de Vila-real atiende en 2015 461 casos

  • Las principales quejas que requieren la intervención de los agentes van desde los problemas de convivencia vecinal hasta la limpieza de terrenos, problemas que se solucionan en menos de 60 días y con un nivel de satisfacción del 99%

La Unidad de Mediación Policial (Umepol) de la Policía Local de Vila-real ha hecho balance del ejercicio 2015, en el que ha atendido un total de 461 procedimientos. Este grupo policial, centrado en la resolución de situaciones de conflicto que puedan surgir en la convivencia diaria, clasifica los casos en formales e informales, dependiendo de si al finalizar la mediación se confecciona un documento redactado de común acuerdo entre las partes o se salda con un compromiso verbal.

De los 461 procesos tratados, 234 (51%) han concluido con un la redacción de un acuerdo por escrito, mientras 227 (49%) lo han hecho con un pacto de palabra entre los reclamantes y reclamados. En el apartado formal, la policía ha realizado en 2015 un total de 128 mediaciones (58%) relacionadas con problemas entre vecinos, donde los casos más frecuentes han sido los de convivencia (19%) y los de insalubridad (19%), seguidos de las reclamaciones por ruidos (10%), filtraciones de agua (7%), internet (6%), molestias (5%) o peñas (3%), sin olvidar las quejas por animales peligrosos, defecaciones o ladridos.

La policía también ha intervenido en el ámbito judicial, con 47 procedimientos (un 10%), con temas tan variados como la apropiación indebida (31%), amenazas (25%), temas relacionados con la propiedad (19%), insultos /7%), ocupación de inmuebles (6%), hurto (4%), alquileres (2%), régimen de visitas (2%), coacciones (2%) y malos tratos (2%).

Por otro lado, también se han atendido 45 casos en el ámbito rural (29%), en su mayoría (70%) debido a discrepancias por la limpieza de fincas, seguidos de los problemas en lindes, con un 21%, mientras el resto han sido sobre el uso de las aguas y sustracciones. Asimismo, el informe del 2015 destaca la considerable evolución en los asuntos tratados en el caso de los menores, con 14 procedimientos (un 3%), cifra que se ha multiplicado por siete desde 2012, y que suele tener relación directa con las nuevas tecnologías.

En términos globales, el 46% de los problemas se han producido en domicilios de particulares, mientras un 3% se han dado en centros escolares y el 5% en comercios y empresas, en estos dos últimos casos, la cifra ha aumentado un 3% respecto al año anterior.

Cabe destacar que el perfil de los demandantes se mantiene, siendo un 97% españoles, mientras los reclamados son en un 95% españoles, seguidos de rumanos, marroquíes, checos, argentinos y colombianos. Por sexo, el 64% de los denunciantes son hombres, mientras que en los reclamados son un 56%. Por rango de edad, el 68% de los reclamantes está entre los 31 y los 65 años, cifra que se repite en el caso opuesto.

Del documento se desprende que el grado de resolución de los conflictos alcanza el 92%. El plazo más habitual para solucionar los problemas es inferior a los 60 días, concretamente entre los 30 y 35 días. Asimismo, se determina que el 99% de los encuestados se mostró “satisfecho o muy satisfecho” con el resultado.

“Los agentes de la Umepol trabajan para prevenir y resolver de forma ágil y rápida cualquier situación de conflicto a través de la palabra y el entendimiento”, explica el edil de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo. “Para ello, los miembros de la unidad no dejan de formarse –han pasado de recibir 128 horas de formación en 2013, a las 390 del 2014 y las 450 del 2015- de manera que también el proyecto sigue revisándose y transformándose constantemente”, señala. “Se trata de la consolidación de una nueva práctica que se configura hacia un nuevo modelo policial”, concluye.

Subir