8 de julio de 2020 8/7/20

Sanidad ataca el repunte de mosquitos con tratamientos en imbornales, balsas y vegetación

Sanidad ataca el repunte de mosquitos con tratamientos en imbornales, balsas y vegetación - (foto 1)

    La concejala de Sanidad, Silvia Gómez, ha reunido esta mañana a personal técnico del departamento y responsables de Servicios Públicos, Policía Local y la empresa adjudicataria de los tratamientos contra plagas para evaluar las acciones desarrolladas en los últimos días ante el repunte de focos de mosquitos en la ciudad y estudiar nuevas acciones a emprender en el futuro. Hasta la fecha, la empresa responsable de los tratamientos ha actuado de manera sistemática en imbornales y agua estancada, con revisiones intensivas en el entorno del Hospital de la Plana y la Ciudad Deportiva Pamesa y en los puntos donde se ha recibido aviso por parte de los vecinos.

    “Las lluvias del verano, sobre todo a finales, y un inicio de otoño particularmente caluroso han motivado un repunte de actividad de los mosquitos en toda la comarca. Lamentablemente, seguimos esperando que la Diputación Provincial asuma su responsabilidad en esta nueva crisis, que no es exclusiva de Vila-real, y coordine las acciones en los diferentes municipios afectados para que las poblaciones de mosquitos no se desplacen de una población a otra, afectando a la salud pública de nuestras ciudades”, lamenta Gómez. “En Vila-real, no nos hemos quedado a la espera; no hemos dejado ni un segundo de actuar, siguiendo protocolos fijos y también de manera extraordinaria cuando recibimos cualquier aviso”, agrega. A este respecto, la concejala de Sanidad advierte que, a pesar de la intensidad de los focos de actividad de los insectos, apenas se han recibido en el Ayuntamiento tres peticiones por parte de vecinos y entidades sobre situaciones de riesgo. “Sabemos del malestar general, pero es importante que los vecinos nos informen cuando detectan focos de actividad significativos de mosquitos; en caso contrario, no podemos actuar”, puntualiza. Para ello, deben ponerse en contacto con el departamento de Sanidad.

    En la reunión de balance, la empresa adjudicataria ha dado cuenta de las actuaciones realizadas hasta la fecha, con tratamientos periódicos con productos larvicidas en imbornales y otros puntos de agua estancada de la vía pública. En el ámbito rural, los tratamientos de prevención y control son semanales en las masas de agua susceptibles de albergar las fases larvarias de estos mosquitos. En estos casos, se aplican productos larvicidas, además de tratamientos adulticidas mediante nebulización con productos autorizados en sanidad ambiental. Además de estos tratamientos protocolarios, en la zona del hospital y la ciudad deportiva se llevan a cabo revisiones intensivas de los colectores de agua, acequias, balsas y otras masas de agua estancadas para la detección temprana de larvas y su tratamiento. Las actuaciones se completan con tratamientos en zonas de vegetación densa, que refugian poblaciones de mosquitos adultos, con la ayuda de vehículos todoterreno y maquinaria especializada.

    “Estamos intensificando notablemente los tratamientos y vamos a hacerlo siempre que sea necesario, pero es fundamental que la Diputación asuma de una vez el papel de coordinación que le corresponde en un tema que preocupa, y mucho, a los vecinos de toda la comarca”, agrega la concejala de Sanidad. “Afortunadamente, la actividad de los mosquitos está descendiendo, pero vamos a seguir trabajando en nuevas acciones de futuro que nos ayuden a prevenir y controlar estas plagas”, concluye.

    Subir