5 de diciembre de 2020 5/12/20

Las primeras lluvias de otoño ya desembocarán en el gran colector que está construyendo el Ayuntamiento de Vila-real

Las primeras lluvias de otoño ya desembocarán en el gran colector que está construyendo el Ayuntamiento de Vila-real - (foto 1)
  • El alcalde Juan José Rubert explica que esta infraestructura es una de las más importantes y necesarias que se ha construido en la ciudad en los últimos años

  • “El colector de aguas pluviales El Barranquet es una de esas obras que no se ve, pero que de no existir podría generar graves inundaciones”, señala el primer edil del consistorio vila-realense

MÁS FOTOS
Las primeras lluvias de otoño ya desembocarán en el gran colector que está construyendo el Ayuntamiento de Vila-real - (foto 2)
Las primeras lluvias de otoño ya desembocarán en el gran colector que está construyendo el Ayuntamiento de Vila-real - (foto 3)

El alcalde de Vila-real, Juan José Rubert, ha visitado esta semana el avanzado estado de construcción de un macro desagüe, que lleva por nombre Colector de Aguas Pluviales El Barranquet, y que tiene como objetivo que todas las aguas de lluvia generadas en la población, especialmente desde la zona de la carretera de Onda hasta pasada la avenida Europa, no se queden estancadas en la ciudad, con el consiguiente riesgo de inundaciones que existiría. Con esta infraestructura, el municipio no correrá peligro alguno en este sentido, pues se está construyendo un canal de 3 kilómetros de longitud y un ancho de 20 metros de media.

Rubert considera que “esta es una de las obras que no se ve, que suele pasar desapercibida para los vecinos, pero que de no existir podría generar graves inundaciones en la ciudad”. Y es que lejos de no resultar llamativa por las funciones que deberá cumplir –conducir el agua pluvial-, la obra sí resulta espectacular desde el punto de vista de su construcción, pues el inicio del colector se sitúa a la altura del Ecoparque de la ciudad y finaliza en el cruce con el Riu Sec. Este gran canal va cubierto hasta que sobrepasa la carretera nacional y se espera que entre en funcionamiento en septiembre.

Este gran desagüe, “imprescindible para una ciudad como Vila-real, que ha experimentado un gran crecimiento social e industrial en las últimas décadas, debe ser dado a conocer a todos los vecinos por su notable importancia en cuanto a las funciones que realizará”, indicó Rubert. Y es que este colector mide casi 3 kilómetros de longitud y tiene una media de ancho de 20 metros, asemejándose en su forma interior a un trapecio. De hecho, posee un gran canal central y dos viales de servicio laterales, que garantizan el acceso a las propiedades particulares que colindan con él.

Novedades técnicas
En lo que se refiere a los datos técnicos de este moderno desagüe hay que indicar que dispone de un fondo de escollera concertada, con pendientes laterales a base de geoceldas y una sección global trapezoidal que permite que el agua circule sin dificultad u obstáculo alguno.

El diseño de este colector está en perfecta sintonía con los caminos agrícolas y de tierra de la zona, habiendo previsto la comunicación directa con las propiedades divididas a través de una serie de puentes y vías adyacentes. Una de las prioridades a la hora de ejecutar esta obra ha sido también que se pudiera garantizar el riego de los huertos colindantes, de forma que, aunque es una obra de grandes dimensiones, sea absolutamente compatible con el entorno.

Rubert ha visitado esta obra acompañado por el concejal de Fomento, Ramón Tomás. Ambos se muestran ilusionados con la puesta en marcha del colector, cuyas obras avanzan a muy buen ritmo. “Esperamos que para las primeras lluvias de otoño esté terminado completamente y pueda conducir ya las aguas pluviales que podrían ocasionarnos problemas en un momento dado”, subrayó Tomás.

Subir