23 de febrero de 2020 23/2/20

El Pleno de Vila-real aprueba un presupuesto de 47.165.000 euros que prima el reequilibrio, la reducción de la deuda y la mejora de servicios

El Pleno de Vila-real aprueba un presupuesto de 47.165.000 euros que prima el reequilibrio, la reducción de la deuda y la mejora de servicios - (foto 1)
  • El alcalde defiende unas cuentas que, con 800.000 euros menos que en 2019, “demuestran que hemos consignado lo imprescindible para mantener los servicios” y garantizar el modelo de alianza con la sociedad y creación de oportunidades

El pleno del Ayuntamiento de Vila-real ha aprobado en sesión extraordinaria las cuentas municipales de 2020, un presupuesto “prudente, responsable y posible” que asciende a 47.165.000 euros y que prioriza el reequilibrio financiero, la reorganización municipal, la reducción de la deuda y la mejora de los servicios públicos, sin renunciar a la alianza con la sociedad civil y la apuesta por las personas. El teniente de alcalde y presidente de la comisión informativa de Hacienda, Xus Madrigal, ha defendido un presupuesto “de mínimos”, inferior al de 2019 en cerca de 800.000 euros, “que deja claro que era necesaria la subida de la contribución para conseguir el reequilibrio y reducir la deuda en diez puntos” hasta el 59,47%.

Las cuentas, que han salido adelante con el voto a favor del equipo de gobierno de PSPV y Unides Podem, y el voto en contra de los partidos de la oposición, concentran gran parte del esfuerzo económico municipal en los servicios públicos, el área social y la partida de personal, en la que se contempla una reorganización municipal para hacer frente a los nuevos retos de la administración local. Madrigal ha incidido en que el presupuesto, que cuenta con todos los informes favorables de los técnicos, se enmarca en una necesaria “contención” después de haber pagado ya 45 millones de euros en ‘empastres’ derivados de la “herencia urbanística del PP” y ante una situación aún de incertidumbre debido al urbanismo que, tal y como apunta la propia viceinterventora municipal en su informe, se sitúa en más de 42 millones de euros.

En este sentido, el alcalde de la ciudad, José Benlloch, ha puesto de manifiesto el acierto del modelo de ciudad porque “somos capaces de reducir la deuda, a pesar de los ‘empastres’ del urbanismo que tenemos sobre la mesa y al mismo tiempo ser una de las ciudades que más reduce la desigualdad y que más empleo crea”. “Un presupuesto con 800.000 euros menos que en 2019 demuestra que hemos consignado lo imprescindible y necesario para mantener los servicios públicos y si la oposición no ha presentado ninguna alternativa es la prueba de que tienen claro que este presupuesto da respuesta a las necesidades de Vila-real”, ha considerado el primer edil.

En materia social, Madrigal ha recalcado que “los servicios sociales tendrán todos los recursos que sean necesarios” porque “en un gobierno progresista nadie se puede quedar atrás” y ha valorado las diferentes subvenciones a entidades sociales así como el 0,7% del presupuesto que se destina a ONG. Otro de los ejes centrales de las cuentas de 2020 serán los servicios públicos y la continuidad del modelo de colaboración con la empresa local “a pesar de las trabas a causa de la ley de contratos del PP”. En este aspecto, el concejal ha puesto de relieve los 2,8 millones que se destinan al mantenimiento de parques, jardines, alumbrado y vías públicas, “a los que se suman cerca de 5 millones de los contratos de limpieza viaria y tratamiento de residuos, de los que 2,1 millones son sólo para las basuras”.

Las partidas de deportes también crecen, concretamente un 11%, hasta alcanzar los 3,6 millones para seguir apostando por la marca de Ciudad de la Salud y el Deporte y hacer frente a la apertura de nuevas instalaciones deportivas como el nuevo pabellón Campió Llorens o la piscina de Aquasalut y garantizar el mantenimiento de todos los espacios deportivos, “con un total de 76.000 metros cuadrados dedicados al deporte, frente a los 50.000 metros cuadrados que había en 2011”, tal y como ha explicado el edil. Madrigal también ha repasado los 450.000 euros para garantizar el contrato del servicio de autobús urbano gratuito y sobre todo ha incidido en los capítulos 4 y 7 del presupuesto que destinan “más de 3 millones de euros a la alianza con la sociedad civil a través de convenios”.

En cuanto a las inversiones, ha reconocido que en un año de contención se han tenido que reducir a mínimos, con un total de 548.000 euros, entre los que se incluyen 125.000 euros para renovar el servicio de alquiler de bicicletas Bicivila’t, 99.000 euros para la construcción de nuevos nichos en el cementerio o 126.000 euros para cámaras de seguridad, señalética y nuevos vehículos de la Policía Local. “Nos gustaría poder invertir más, pero ya tenemos 18 millones de euros en proyectos en marcha financiados por otras administraciones y somos conscientes de que reducir este año la deuda nos permitirá afrontar nuevos proyectos en años venideros”.

Por otro lado, el Pleno ha aprobado con el voto a favor del equipo de gobierno y la abstención de la oposición la plantilla presupuestaria de 2020, que contempla la reorganización municipal reforzando la plantilla con perfiles técnicos que den seguridad jurídica y permitan afrontar los retos de la administración electrónica, tal y como ha explicado el concejal de Personal, Álvaro Escorihuela. Así, se crean 12 nuevas plazas de carácter técnico amortizando otras tantas vacantes, la mayoría por jubilación, y asimismo se contemplan otras 4 plazas para poder abrir las instalaciones deportivas del Campió Llorens y Aquasalut.

Finalmente en la sesión se ha aprobado, con los votos a favor de PSPV, Unides Podem y Compromís, y la abstención del resto de partidos, los méritos específicos para cubrir la plaza de secretario/a municipal, en los que se prima la especialización en urbanismo y el requisito lingüístico. 

Subir