22 de septiembre de 2020 22/9/20

La Plana refuerza la seguridad del paciente con la incorporación del check-list quirúrgico

  • Esta herramienta, promovida por la OMS, es una lista de verificación que se realiza antes, durante y después de las intervenciones en el quirófano

El Hospital de La Plana de Vila-real ha incorporado en sus quirófanos la lista de verificación ‘check-list’ quirúrgico, un método de trabajo puesto a disposición del equipo de cirugía con el propósito de mejorar la seguridad del paciente antes, durante y después de las intervenciones quirúrgicas y reducir así sus riesgos.

El listado de verificación o check-list quirúrgico se enmarca dentro del reto mundial La Cirugía Segura Salva Vidas promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y consensuado por los profesionales sanitarios para identificar el grupo de controles de seguridad que pueden realizarse dentro de un quirófano.

En el Hospital de la Plana la incorporación de está lista de verificación tiene como objetivo reforzar las prácticas quirúrgicas seguras y fomentar aun más si cabe la comunicación y el trabajo en equipo. De esta forma, cada uno de los puntos de control está diseñado para reducir la probabilidad de daño quirúrgico y aumentar la seguridad del paciente que está siendo intervenido.

Lista de verificación de cirugía segura
La lista de verificación de cirugía segura funciona a modo de check-list de forma que el personal encargado de realizarla va chequeando cada uno de los puntos del listado y completando las casillas de verificación. Esta lista divide la intervención quirúrgica en tres fases de forma que el chequeo se realiza antes, durante y después de la operación.

En la primera fase, que se inicia con la entrada del paciente al quirófano, se confirma su identidad y la localización de la zona quirúrgica. Este es un paso muy importante para asegurar que el equipo de cirugía no interviene a un paciente equivocado o realiza la cirugía en una localización incorrecta. Además se verifica la seguridad de la anestesia, la preparación de la zona quirúrgica, la correcta monitorización del paciente y la existencia de alergias. Este primer control concluye con la evaluación de la existencia de riesgos previos como dificultades en la vía aérea y la posible necesidad de sangre.

Durante la cirugía se repasa la esterilización del instrumental, la profilaxis antibiótica y los riesgos que pueda entrañar la intervención.

A la finalización de la intervención, se revisan los eventos intraoperatorios que hayan podido ocurrir y se confirma el etiquetado y el recuento de gasas e instrumental. En esta fase también se chequea el plan del postoperatorio, el cuidado de las heridas y la recuperación del paciente y se especifican las posibles precauciones especiales a tomar. Con estos pasos finaliza la tercera fase y se completa el listado de verificación de seguridad del paciente.

Implicación de todos los profesionales sanitarios
En el check-list, que está implantado en el Hospital de la Plana desde el día 1 de junio, están implicados todos los profesionales sanitarios que intervienen en el quirófano, es decir el médico cirujano, el anestesista y el enfermero. Durante este periodo se han registrado una media de 14 listados de verificación diarios, una cifra muy positiva ya que refleja el grado de compromiso de los profesionales quirúrgicos en la seguridad del paciente, tal y como determina la OMS.

Cabe destacar que todos estos ítems ya se comprobaban en el proceso quirúrgico por lo que la novedad que aporta el check-list promovido por la OMS es que ahora se realiza de manera conjunta, global y sistemáticamente por todos los profesionales que intervienen en la cirugía.

Subir