25 de noviembre de 2020 25/11/20

Juan José Rubert participa en una mesa redonda para analizar la situación económica española

Juan José Rubert participa en una mesa redonda para analizar la situación económica española - (foto 1)
  • El alcalde de Vila-real repasó aquellas medidas que se han puesto en funcionamiento a nivel local para combatir los efectos de la crisis

El alcalde de Vila-real, Juan José Rubert, ha participado en una mesa redonda, que ha tenido como objetivo analizar la situación de la crisis económica actual y su incidencia particular en la ciudad, así como las medidas que se están llevando a cabo a nivel local para combatirla. La cita reunió también al presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Castellón, Francisco Dalmau; al presidente de Caja Rural Vila-real, José Llop; al secretario general de la PYMEC de Castellón, José Pascual Serrano; al jefe de estudios de la Cámara de Comercio, Enrique Domínguez; a la coordinadora del Vivero de Empresas, Ana Parra; al secretario general de la Plana Baixa de la UGT, Enrique Sánchez; al representante de ASCER y gerente de Natucer, Manuel Rubert, siendo el moderador de la mesa Juanjo Clemente.

Rubert realizó en una primera intervención un análisis global de la situación y de las posibles causas que han generado esta crisis, para pormenorizar después en las medidas que desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vila-real se están llevando a cabo para paliar sus efectos. El primer edil señaló que es imprescindible recuperar la confianza y diversificar el mercado, consolidando el sector cerámico y apostando también por otros, como el terciario, una iniciativa que desde el consistorio ya se impulsó mucho antes de que la crisis emergiese.

También se apostó desde el primer momento por las obras públicas en previsión de un descenso en la construcción que llevaría consigo un freno en la producción del sector azulejero. Toda una serie de actuaciones dentro de un Plan Municipal de Obra Pública (PMOP), desde el que se respalda al sector con el uso y la promoción de sus productos insertándolos en espacios hasta ahora inusuales. El uso de cerámica en el techo de las estructuras de la Plaça Major o en pavimento de la calle Zalón son dos ejemplos claros de esta política.

En su reflexión, Rubert destacó que es indiscutiblemente necesario respaldar a los empresarios y no culparles o cargarles con más lastres. Los emprendedores también precisan apoyo, destacó el alcalde de Vila-real, por lo que se han ampliado los cursos que oferta la Cámara de Comercio a través del Vivero de Empresas. De la misma forma que es imprescindible ayudar a los trabajadores y a todos los que día tras día incrementan las colas del paro. “Hay que intentar facilitarles el camino a los empresarios emprendedores que soportan esta situación y que ayudarán a impulsar nuestra economía generando riqueza y los tan necesarios puestos de trabajo”, explicó el alcalde de Vila-real.

Desde el punto de vista económico, otra de las medidas llevadas a cabo es la posibilidad de fraccionar el pago en tres meses del recibo del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Cabe recordar que el consistorio ya ofrecía esta opción en el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). En ese sentido, el año que viene se ofrecerá la posibilidad de pagar de forma separada, desde marzo a octubre, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y el de vados, de forma que se pueda aligerar la carga impositiva de los vecinos de Vila-real.

Rubert tampoco se olvidó del sector que permitió el avance de Vila-real antes de la llegada de las industrias. El primer edil incidió en que desde la administración local se han puesto en marcha iniciativas para apoyar a los agricultores, haciendo hincapié en la creación de una empresa pública agrícola para la recuperación de huertos.

Subir