28 de febrero de 2021 28/2/21

Igualdad une por primera vez a partidos con y sin representación municipal para alzar la voz contra la violencia de género

    El Ayuntamiento de Vila-real llevará al pleno de mañana una declaración institucional de adhesión al manifiesto en contra de la violencia de género que, por primera vez, se ha abierto a grupos políticos sin representación municipal que sí están presentes en otras instituciones a nivel autonómico y estatal.  

    De este modo, a los cuatro partidos que forman parte de la corporación –PSPV-PSOE, Compromís, PP y Ciutadans- se sumarán Podem y Esquerra Unida. La concejala de Igualdad, Anna Vicens, ha señalado que “contra la violencia de género toda ayuda es poca y, por eso, estamos abiertos a escuchar otras posturas, pero, ante todo, queremos aunar esfuerzos, independientemente del color político, para luchar contra esta lacra”.

    Vicens se ha mostrado muy satisfecha por la respuesta de los representantes de ambos grupos políticos, con quienes se ha reunido para “abrirles la posibilidad de contribuir a una causa tan noble y justa como esta”. La edila ha recordado que “alrededor de 800 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas desde el 2003, cuando comenzaron a recopilarse estadísticas oficiales”. Por ello, afirma que “no podemos permanecer impasibles ante esta situación” y destaca que “en este Ayuntamiento, la igualdad entre hombres y mujeres es un principio fundamental”.

    “Deberíamos avanzar hacia una sociedad segura que garantice una respuesta efectiva a las mujeres que padecen este problema, así como a sus hijos”, ha explicado. Por ello, la declaración institucional, además de ratificar el rechazo a la violencia y mostrar el compromiso de la ciudad para erradicarla, exige, tanto al Gobierno central como al autonómico, la creación de un plan integral centrado en prevenir, proteger y reparar el daño a los menores víctimas de la violencia de género. Asimismo, el documento se suma a la llamada de Naciones Unidas para conmemorar el 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, traslada sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas y declara la tolerancia cero hacia los maltratadores. “Queremos una ciudad libre de violencia, y por eso, nos comprometemos a aumentar los recursos, los servicios y los presupuestos para luchar por la causa”, indica.

    Entre otras cuestiones, la declaración institucional reclama que los consistorios recuperen las competencias en igualdad, declara a Vila-real ciudad libre de violencia de género y acuerda garantizar una red de atención social a las víctimas con medidas específicas, así como realizar campañas preventivas, contribuir a la promoción de la igualdad en los centros educativos, sensibilizarse contra el sexismo y promover su erradicación, así como acabar con la segregación y la brecha salarial. También se pone especial atención a las mujeres con discriminación múltiple y se reclama al Gobierno que amplíe las disposiciones preventivas, procesales, punitivas y protectoras, además de mantener el compromiso unánime entre todas las fuerzas políticas para evitar la utilización partidista del tema.

    Además, se da apoyo a la Marcha Estatal contra la Violencia Machista, que más de 100 asociaciones feministas han convocado en Madrid para el próximo 7 de noviembre y para la que la Concejalía de Igualdad ha fletado un autobús gratuito para que los vecinos participen. “Es momento de soluciones”, apunta Vicens. “Debemos avanzar hacia una sociedad progresista, segura y libre de violencia de género”, concluye.

    Subir