28 de febrero de 2021 28/2/21

El gobierno municipal estudia las propuestas de la oposición para incorporarlas al presupuesto de 2017

El gobierno municipal estudia las propuestas de la oposición para incorporarlas al presupuesto de 2017  - (foto 1)

    La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Vila-real, presidida por el alcalde de la ciudad, José Benlloch, se ha reunido esta mañana para abordar los presupuestos municipales de 2017, con el objetivo de alcanzar el máximo consenso posible entre los grupos en las cuentas que regirán el próximo ejercicio. Para ello, los grupos de la oposición –Partido Popular y Ciudadanos- han entregado al equipo de gobierno –formado por el PSPV-PSOE y Compromís per Vila-real- un listado de propuestas que el primer edil y el ejecutivo municipal analizarán con la voluntad de incorporar las que sean posibles a los presupuestos, que se aprobarán el 10 de enero.

    Benlloch ha destacado la “absoluta disposición al diálogo y al consenso” del equipo de gobierno local. De hecho, a falta de un análisis más pormenorizado, el alcalde ha valorado las propuestas y se ha mostrado convencido de que será posible incorporar muchas de ellas a las previsiones de gasto del año que viene. “Muchas de las aportaciones de los grupos se encuentran ya contempladas en las cuentas, en partidas genéricas en las que, aunque no aparezca nominalmente ese gasto, sí que estaba previsto”, puntualiza. Por este motivo, una de las opciones que baraja el gobierno local es suscribir un documento de compromiso que especifique que estas actuaciones se financiarán con cargo a las partidas genéricas correspondientes. Además, en los casos que sea posible, se abrirán partidas nuevas para incorporar los gastos adicionales.

    Las enmiendas de la oposición suman en su conjunto 2,1 millones de euros (1,3 millones, el PP y 800.000 euros, Ciudadanos). “Ninguna de las propuestas especifica qué gastos eliminar o qué partidas aminorar parar poder financiar estos 2,1 millones de euros; aun así, teniendo en cuenta que muchas de ellas ya formaban parte de nuestras previsiones, creemos que podremos incorporar sin demasiadas dificultades aquellas que consideramos buenas para el avance y la calidad de vida en la ciudad”, argumenta Benlloch.

    El alcalde ha valorado también la condición planteada por los portavoces de la oposición, en el sentido de supeditar su apoyo al presupuesto al compromiso de rebajar la contribución en 2018. Al respecto, Benlloch recuerda que el ajuste del IBI que se aplicará en 2017 responde al objetivo de garantizar el equilibrio de las cuentas y garantizar un modelo de ciudad que ha multiplicado por dos los servicios e infraestructuras en los últimos años. “Después de los pagos millonarios de sentencias derivadas del urbanismo practicado por el PP, con un coste del tratamiento de las basuras que se ha incrementado de manera exponencial sin repercutir nunca en los vecinos o el pago del préstamo de 20 millones de euros del anterior ejecutivo popular, además del aumento de servicios y edificios que debemos mantener, nuestro compromiso está en garantizar el modelo de ciudad y unas cuentas saneadas para que las sentencias y gastos sobrevenidos no vuelvan a afectar a los proveedores y empresas locales”, explica el alcalde.

    “Nuestra voluntad de acuerdo es absoluta. Esperamos que esta voluntad, que se verá plasmada en los presupuestos de 2017 con partidas y gastos específicos, lleve al Partido Popular y Ciudadanos a replantear el sentido de su voto”, concluye Benlloch.

    Subir