23 de septiembre de 2020 23/9/20

El Festival de Curtmetratges de Vila-real cierra su edición de 2019 con el aval de 1.300 ‘culpables’

El Festival de Curtmetratges de Vila-real cierra su edición de 2019 con el aval de 1.300 ‘culpables’ - (foto 1)
  • Cineculpable culmina una semana de proyecciones ‘en corto’ de marcado tinte social y pone la mirada ya en su 23º aniversario

MÁS FOTOS
El Festival de Curtmetratges de Vila-real cierra su edición de 2019 con el aval de 1.300 ‘culpables’ - (foto 2)
El Festival de Curtmetratges de Vila-real cierra su edición de 2019 con el aval de 1.300 ‘culpables’ - (foto 3)
El Festival de Curtmetratges de Vila-real cierra su edición de 2019 con el aval de 1.300 ‘culpables’ - (foto 4)
El Festival de Curtmetratges de Vila-real cierra su edición de 2019 con el aval de 1.300 ‘culpables’ - (foto 5)

Más de 1.300 personas con un objetivo común: sentir pasión por el cine en pequeño formato. Es el balance que deja la recién clausurada 22ª edición del Festival Internacional de Curtmetratges de Vila-real Cineculpable. Una nueva cita ‘culpable’ que bajó anoche el telón con la gala de entrega de premios celebrada en el Auditori y que tuvo como claros triunfadores a Materoren Ama (Mejor Cortometraje 2019, Mejor Dirección y Mejor Interpretación Masculina) y Ferides (Millor Curtmetratge en Valencià y Mejor Interpretación Femenina).

Durante cinco jornadas, del 25 al 29 de noviembre, la sala de proyecciones de este espacio cultural epicentro del festival se ha llenado de público atraído por la calidad, las temáticas, el palmarés de premios y la diversidad de géneros que han sabido aunar sin fisuras las 39 obras seleccionadas este año para la Sección Provincial y la Sección Oficial, de entre los 345 cortometrajes presentados a concurso. 39 obras en las que ha habido propuestas internacionales (de Rusia, Austria, Croacia, Francia y hasta Canadá, Colombia o Irán) y también mucha reflexión social, envuelta en más de una ocasión por el discurso de comedias repletas de cinismo que han servido para abordar el estigma de la esquizofrenia, la soledad de las personas mayores, los abusos sexuales en la infancia o el acoso escolar, entre otras.

“Esta edición de Cineculpable ha estado muy marcada por cortometrajes que muestran las diferencias personales, tanto físicas, psíquicas o de estatus social; esto es un favor que las y los realizadores hacen a la sociedad, mostrando la realidad social en que vivimos y haciéndonos pensar que debemos mejorar para conseguir un mundo más justo y donde todos tengamos los mismos derechos”, ha señalado la coordinadora del certamen, Sonia de la Vega.

Por su parte, la concejala de Juventud de Vila-real, Anna Vicens, ha destacado como datos relevantes de este 22º aniversario “la calidad técnica de los proyectos audiovisuales a concurso, la gran cantera de creadores que tenemos en Vila-real y en la provincia, o la cercanía y el interés mostrado por nuestro Culpable, el ondense Víctor Palmero”. Vicens ha calificado además al festival como “uno de los emblemas de la ciudad y de nuestra marca como Ciudad de Congresos, Eventos y Festivales” y la capacidad de Cineculpable para “proyectarnos internacionalmente”. “Además, sirve de apoyo a nuestros creadores y es un estímulo a futuros realizadores y realizadoras a través de los talleres de Cinexpress”, que este año ha implicado a alumnado de los IES Broch i Llop y Fundació Flors.

Materoren Ama y Ferides, dos dramas, el primero sobre soledad y vejez y el segundo de tinte romántico, se coronaron este viernes como claros triunfadores del Festival Internacional de Curtmetratges de Vila-real Cineculpable al hacerse con cinco de las siete ansiadas esposas. Un triplete para Materoren Ama (Mejor Cortometraje 2019, Mejor Dirección y Mejor Interpretación Masculina) y un doblete (Millor Curtmetratge en Valencià y Mejor Interpretación Femenina) para Ferides. El palmarés de la 22ª edición de Cineculpable lo han completado El tratamiento (Premio del Público) y La última apuesta, galardonado como Mejor Corto Provincial de la mano del Premio Manuel Villarreal, patrocinado por Caixa Rural Vila-real.

Subir