20 de agosto de 2019 20/8/19

El Consorcio río Mijares recuerda la prohibición de llevar perros sueltos por el Paisaje protegido de la Desembocadura

El Consorcio río Mijares recuerda la prohibición de llevar perros sueltos por el Paisaje protegido de la Desembocadura - (foto 1)
MÁS FOTOS
El Consorcio río Mijares recuerda la prohibición de llevar perros sueltos por el Paisaje protegido de la Desembocadura - (foto 2)
El Consorcio río Mijares recuerda la prohibición de llevar perros sueltos por el Paisaje protegido de la Desembocadura - (foto 3)
El Consorcio río Mijares recuerda la prohibición de llevar perros sueltos por el Paisaje protegido de la Desembocadura - (foto 4)

El Consorcio río Mijares gestionado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana advierte de la prohibición de pasear perros sin atar por el interior del Paisaje Protegido de la Desembocadura. Durante los últimos años ha aumentado el número de propietarios de perros que eligen las diferentes rutas que hay en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares para salir a pasear con la mascota. La ruta botánica, la ruta del agua, la ruta verde, las lagunas artificiales y la playa de las Goles son frecuentadas cada día por decenas de caminantes, deportistas, escolares, ornitólogos y otros visitantes que a veces se han encontrado de cara con perros sueltos, algunos de ellos de razas peligrosas.

Recientemente un grupo de estudiantes de un centro educativo de Castellón que estaba en la zona de las Revalladores para conocer algunas infraestructuras hidráulicas como la Casa de las Rejas de Almassora y el azud de Burriana se encontraron con dos perros de razas peligrosas que transitaban solos y a bastante distancia de sus dueños. Los animales causaron un susto importante entre los estudiantes. Los propietarios que los llevaban sueltos fueron advertidos a posteriormente por la Guardería rural del Consorcio.

También en estos momentos hay cientos de aves que han iniciado el periodo de la reproducción. Algunas de ellas fabrican los nidos al borde de los caminos habilitados para las personas y por lo tanto la presencia de perros sueltos que transitan libremente por el paraje puede provocar graves daños en el éxito reproductivo de las aves. La Ley de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Valenciana y la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad del Gobierno de España recogen en sus artículos la obligación de respetar la fauna salvaje que habita en los espacios protegidos. El Paisaje de la Desembocadura del río Mijares está protegido desde el año 2012.

Como otros espacios naturales valencianos de gran importancia ecológica dispone de varias zonas especialmente sensibles para la fauna salvaje y la flora silvestre. La presencia de perros en el paraje en aquellos lugares destinados a la práctica del senderismo o el paseo está permitida siempre que los propietarios tengan cuidado de llevarlos atados o bien controlados en todo momento, es decir, a no más de 2 metros de distancia. La Guardería rural del Consorcio es muy estricta en el cumplimiento de esta medida, especialmente durante la época de la reproducción de las aves, es decir, desde el mes de marzo hasta septiembre.

Los perros deben ir atados para evitar que penetren en la lámina de agua del río, en las lagunas artificiales, que revuelven entre la vegetación o que puedan molestar a las niñas y los niños que visitan diariamente el paraje. La guardería rural del Consorcio río Mijares informa diariamente a decenas de usuarios del Paisaje Protegido de la Desembocadura de la necesidad de llevar los perros atados por los lugares más sensibles del paisaje protegido.

ocultar
El Consorcio río Mijares recuerda la prohibición de llevar perros sueltos por el Paisaje protegido de la Desembocadura
Subir