12 de abril de 2021 12/4/21

Compromís per Vila-real propone la creación de un protocolo de atención a la muerte perinatal

Compromís per Vila-real propone la creación de un protocolo de atención a la muerte perinatal - (foto 1)

    El Grupo Municipal de Compromís per Vila-real ha registrado una moción para su debate en el próximo pleno ordinario en la que propone la actualización de la atención al parto y la creación de un protocolo de atención a la muerte perinatal.

    La portavoz adjunta, Balma Llansola, explica que unas 1.500 criaturas mueren cada año en todo el Estado a partir de la semana 22 de gestación, bien en el útero, o bien durante el trabajo de parto o incluso en las horas y días posteriores a su nacimiento. “Además, hay que tener en cuenta que, según cifras oficiales, un 50% de los embarazos acaban en abortos espontáneos que se producen durante las primeras 12 semanas de gestación”. “La muerte de una criatura en estas circunstancias es una de las pérdidas más incomprendidas en nuestra sociedad, terrible y muy difícil de aceptar”, asegura, “y sigue siendo un tema tabú que preocupa a muchas parejas vila-realenses y de todo el territorio que han tenido que pasar por una situación así y han echado en falta más apoyo”.

    En este sentido, desde Compromís señalan que se necesitan protocolos que hagan más llevadero este trance a quienes lo padecen y a sus familias y recuerdan que en 2008 se aprobó la Estrategia de atención al parto normal en el sistema nacional de salud y que en 2009 se hizo algo lo mismo en el País Valencià, pero que desde aquel momento “no se ha aprobado ninguna otra estrategia de ámbito estatal ni se ha actualizado la vigente”.

    Llansola señala que “solo cuatro comunidades autónomas cuentan con protocolos específicos de acompañamiento en el duelo perinatal (País Vasco, Navarra, Galicia y Murcia)” y que aunque en 2018 se introdujeron cambios en la ley de Salut de la Comunitat Valenciana referidos a la atención y tratamiento de las mujeres durante el embarazo, parto, puerperio y lactancia, “se debería revisar la estrategia de atención para mejorar los protocolos para que cuestiones como la muerte perinatal y neonatal tengan un tratamiento más especializado y se contemplen todos los momentos del proceso”, indica.

    En este sentido, la edila señala que “hay muchos detalles por mejorar, que van desde la atención asistencial a las mujeres cuando están ingresadas en el hospital, que a menudo deben compartir habitación con otras madres y sus bebés recién nacidos –una situación extremadamente dolorosa- hasta el seguimiento sanitario y psicológico de los meses posteriores, para que no se encuentren solas al volver a casa”.

    Es en este punto donde la formación de los profesionales cobra especial relevancia, ya que deben actualizar sus conocimientos y habilidades para modificar las rutinas asumidas para mejorar la calidad de la atención y evitar cualquier indicio de violencia obstétrica derivada de la falta de atención especializada hacia las mujeres.

    Así, la moción de Compromís solicita a la Conselleria de Sanidad que evalúe y actualice la Estrategia para la atención del parto normal y que cree un protocolo de atención a la muerte intrauterina, neonatal y perinatal que establezca mecanismos de coordinación entre el personal facultativo y el centro de salud correspondiente y que se implanten mecanismos para mejorar la asistencia sanitaria en el ámbito de la salud sexual y reproductiva de la mujer, la atención psicológica de madres y padres durante el proceso de muerte perinatal, aborto o interrupción de embarazo y que establezca una conexión con la atención primaria para garantizar un seguimiento en la recuperación física de la madre y en la psicológica de ambos progenitores.

    Por otro lado, Compromís pide que las concejalías de Sanidad e Igualdad y los centros de salud colaboren para que la ciudad de Vila-real atienda y realice el seguimiento psicológico y médico conveniente a las personas afectadas por la muerte perinatal de sus bebés y que el Ayuntamiento habilite un espacio con nichos y lápidas en el cementerio para que aquellas familias que así lo deseen puedan visibilizar a los bebés fallecidos en estas circunstancias, tener un recuerdo suyo y dignificar su muerte.

    Subir