2 de marzo de 2021 2/3/21

Compromís per Vila-real lamenta que “la mala gestión y la falta de previsión de PSOE y Podem bloquean el presupuesto de 2021”

Compromís per Vila-real lamenta que “la mala gestión y la falta de previsión de PSOE y Podem bloquean el presupuesto de 2021” - (foto 1)

    Compromís per Vila-real lamenta que la gestión nefasta del equipo de gobierno de PSOE y Podem y la falta de previsión con la que trabajan suponen un lastre para la ciudad, que comienza el año sin presupuesto en vigor del ejercicio en curso.

    La portavoz de Compromís, Maria Fajardo, señala que la poca seriedad con la que actúan quienes están al frente del consistorio repercute negativamente en los vecinos y vecinas. “Para subir el IBI poco después de las elecciones, en el mayor engaño electoral que se ha cometido en esta ciudad, sí que tuvieron tiempo, pero para preparar un presupuesto plural, consensuado con todos los representantes públicos y responsable, en el que se tuvieran en cuenta posibles imprevistos, parece ser que no”, afirma Fajardo, “y es que, de donde no hay, no se puede sacar, una verdadera lástima”.

    La edila recuerda que “estamos a 8 de enero y en pocas semanas hemos recibido dos versiones distintas de lo que iba a ocurrir con los presupuestos de la ciudad”. “Primero nos enviaron un borrador incompleto y después, como siempre, nos enteramos por la prensa de que se iba a prorrogar el de 2020 por la herencia del PP”, denuncia.

    En este sentido, la portavoz de Compromís recuerda la poca lealtad institucional del equipo de gobierno, que no ha sido capaz de notificar a los grupos municipales la cancelación de actos por el Covid antes que a la prensa, igual que ha ocurrido con la no aprobación del presupuesto de 2021. “La poca previsión de los de Benlloch afecta al resto de grupos políticos que, les guste o no, también representamos a la ciudadanía”, apunta y añade la falta de respeto que esta forma de proceder supone también hacia los vecinos”.

    Asimismo, Fajardo señala que “seguiremos pendientes de la prensa para saber qué han dicho los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento, ya que el alcalde remite a ellos para quitarse de encima la responsabilidad del desastre financiero en el que estaría sumida nuestra ciudad”. “No es la pandemia, Benlloch es tan poco original que sigue usando la excusa de la herencia recibida del PP”, manifiesta, “y no, nosotros no la negamos, porque Compromís gobernó dos legislaturas y los primeros años fueron muy difíciles, ya que la justicia es lenta y es cierto que lo que otros hicieron mal en el pasado afectó en ese momento a las cuentas municipales, pero tres legislaturas después es preocupante que quien dirige el barco siga aduciendo lo mismo”. “Cualquier gobernante serio debe ser previsor y reservar para imprevistos, además de saber recortar de donde no es imprescindible para el día a día de la ciudad y eso es algo que nunca ha sabido ni ha querido hacer Benlloch”, asevera la portavoz de Compromís.

    Para Fajardo esta excusa solo sirve para “seguir ahogando a la población, que ha visto cómo poco después de las elecciones se incrementaba el IBI a máximos históricos, pero después no ve que sus esfuerzos repercutan directamente en su calidad de vida”.

    “Vila-real tiene un grave problema: el urbanismo del PP y los empastres financieros de Benlloch, que sólo sabe pedir préstamos y más préstamos, hipotecando nuestra ciudad y el futuro de todos para evitar bajar el nivel de vida en el que nos ha sumido”, afirma la edila. “Lamentablemente, el señor alcalde no está para comportarse como se espera de una persona con su responsabilidad. Es momento de pararse, reflexionar y centrarse en trabajar de una vez por todas por conseguir un modelo de ciudad que funcione, por todos esos vecinos y vecinas que cada año hacen más esfuerzos en el pago de sus tributos, pero que después solo encuentran excusas y malgasto y mientras quienes nos gobiernan sigan con esa actitud, no nos van a tener de cara”, concluye.

    Subir