26 de enero de 2021 26/1/21

Compromís per Vila-real lamenta la desorientación de los partidos de la derecha y aplaude la nueva actitud de Benlloch

Compromís per Vila-real lamenta la desorientación de los partidos de la derecha y aplaude la nueva actitud de Benlloch - (foto 1)
  • La portavoz, Maria Fajardo, considera que el pleno ordinario ha servido para demostrar que, actualmente, la única alternativa de izquierdas en la ciudad es Compromís y felicita al alcalde por cumplir con su actitud de moderador con un tono más neutro

El pleno ordinario de noviembre en el Ayuntamiento de Vila-real ha servido para poner de manifiesto que Compromís es la única formación de izquierdas solvente en la ciudad y que el resto de formaciones, en su mayoría ancladas en la derecha, están completamente desorientadas. La portavoz de Compromís, Maria Fajardo, lamenta esta situación, ya que considera que “no hace ningún bien ni a la democracia ni a los vecinos y vecinas contar con partidos que no piensan en el bienestar de la ciudad como lo hacemos nosotros, que además presentamos cinco mociones encaminadas a mejorar la vida de todos y todas”.

No obstante, la edila de Compromís señala que “igual que después de cada pleno nos vemos obligados a criticar lo que no nos gusta o no está bien, es justo reconocer que el alcalde, que acostumbraba a dar sermones interminables y muy broncos tras el debate de cada punto del orden del día, ha tenido un cambio de actitud y se ha centrado en cumplir con su función, que es hacer de moderador, lo que ha permitido en más de una ocasión apaciguar los ánimos y también sirvió para no alargar más de lo necesario una sesión que se preveía muy extensa, por el número de temas a tratar”.

Por este motivo, Fajardo felicita al primer edil y espera que este sea el inicio de un nuevo cambio de actitud, que también manifestó al interrumpir a su concejala de Educación cuando, “en un alarde de mala educación se dirigió a nuestra portavoz adjunta, Balma Llansola, y tuvo que entrar él a contestar una pregunta formulada en el pleno, nuevamente con un talante mucho más pacífico y conciliador. Es de agradecer”, apunta.

Por otro lado, la portavoz de Compromís asegura que una vez más el resto de formaciones, especialmente las ancladas en la derecha, entre las que se encuentra el PSOE, “se dedicaron a atacarnos por defender una moción por el 25-N, para luchar contra la violencia machista, alegando que el mes pasado ya se habló del tema. Esto no va de un día ni de dos, todos los días del año mueren mujeres a manos de hombres y nunca está de más proponer medidas concretas tanto para el Ayuntamiento como para la ciudad en general”, asegura. Asimismo, tras reunirse con la comunidad evangélica y musulmana, Compromís recogió sus peticiones para conseguir que el cementerio estuviera adaptado a la multiconfesionalidad que reina en la sociedad, ya que religiones como la musulmana solo encuentran problemas para enterrar a sus familiares en los camposantos municipales de todo el territorio. “Lamentablemente, tumbaron la propuesta con excusas de lo más variopintas”, indica. Lo mismo que ocurrió con la moción para cumplir con la Ley de Memoria Histórica, que solicitaba cambiar el nombre de la calle Aviador Franco. “No la votaron a favor, con la excusa de que el pleno no es el lugar para proponerlo, lo nunca visto”, señala la edila, que también se sorprendió de la falta de capacidad del equipo de gobierno para hacer llegar al resto de formaciones una moción registrada hacía días para mostrar el apoyo de la ciudad al pueblo saharaui, en pleno conflicto. “En el mismo pleno comprobé que el resto de partidos no tenían nuestra moción, registrada días antes, que tampoco pasó por las comisiones extraordinarias del lunes, no sabemos por qué y, con esa excusa, se aprovechó para criticarnos, porque ahora resulta que al equipo de gobierno le hubiera gustado que fuese una declaración institucional, pero teniéndola en sus manos, no fueron capaces de reunirnos para pactarlo”, lamenta.

En otro orden de cosas, agradece la unanimidad para sacar adelante la moción para conseguir que el Ministerio cumpla los plazos de convocatoria de las becas universitarias, también de Compromís. Siguiendo en el ámbito educativo, la formación critica la desorientación a la hora de votar la moción del PP contra la Ley Celaá, “especialmente del PSOE, que con su abstención permitió que saliera adelante, poniendo en tela de juicio incluso a su propio partido a nivel nacional”. Finalmente, Compromís solicitó saber en qué situación se encuentra la edila de Educación, Aida Beteta, que desde septiembre se encuentra trabajando en un centro educativo sin que haya pasado por el pleno la correspondiente información para el resto de representantes públicos.

Subir