26 de noviembre de 2020 26/11/20

Compromís impulsará iniciativas parlamentarias para que el proyecto de supresión de la depuradora Vora Riu vuelva a la agenda del Consell

Compromís impulsará iniciativas parlamentarias para que el proyecto de supresión de la depuradora Vora Riu vuelva a la agenda del Consell - (foto 1)

    La portavoz adjunta del grupo Compromís en Les Corts, la vila-realense Mònica Àlvaro, ha recogido el guante lanzado ayer por la alcaldesa de Almassora, Susanna Nicolau, y por su homólogo de Vila-real, José Benlloch, y elevará a la Cámara Autonómica una batería de preguntes para conocer en qué estado se dejó el PP el proyecto para la supresión de la depuradora Vora Riu y para la posterior derivación de las aguas que se tratan en dicha estación hacia la estación depuradora de Almassora y la mancomunada. Cabe reseñar que en su etapa como edil de Vila-real en la pasada legislatura, y en coordinación con los representantes de Compromís en Almassora, la actual diputada Mònica Àlvaro ya realizó numerosas gestiones para buscar soluciones ante  “un problema histórico que ha generado molestias y olores a los vecinos de dos de los principales municipios de las comarcas de Castellón, por eso con estas preguntes para conocer el estado de tramitación también trataremos de urgir al futuro responsable de la EPSAR, cuyo nombramiento aún está por formalizar, y al nuevo Consell para que desbloquee el proyecto”.

    Àlvaro ha recordado que la ejecución de esta actuación es muy importante, tanto por motivos ambientales como para evitar molestias a los vecinos. Además ha subrayado que también se realizarán gestiones para revisar el convenio actual, ya que su complimiento dejó mucho que desear.

    La portavoz adjunta de Compromís en les Corts, Mònica Àlvaro, ha recordado que hace casi un año, en la anterior legislatura, que se acordó tomar esta solución pero los vecinos siguen sufriendo molestias. Por ello, a través del grupo Compromís en les Corts tomaremos medidas para que este proyecto vuelva a estar en la agenda política y no quede olvidado. Más aún porque  se trata de un proyecto valorado en 2,7 millones de euros a cargo íntegramente de la Generalitat, que debería haber supuesto la construcción de dos nuevas estaciones de bombeo y las conducciones necesarias para derivar las aguas hacia las depuradoras de Almassora y la mancomunada de Vila-real, Onda, Betxí y les Alqueries.

     

     

     

    Subir