22 de septiembre de 2020 22/9/20

Un chiste mural de Quique completará el nuevo espacio urbano de la calle Padre Fortuño

Un chiste mural de Quique completará el nuevo espacio urbano de la calle Padre Fortuño - (foto 1)

    El Plan de Embellecimiento Urbano, impulsado por la Concejalía de Territorio, dará un nuevo paso en las próximas semanas con una nueva pintura mural en homenaje al humorista gráfico Quique, con un chiste que decorará el área verde resultante de aprovechar un sobrante de vía pública en la confluencia de las calles Nules y Padre Fortuño. El concejal del área, Emilio M. Obiol, destaca el trabajo realizado por el departamento para "convertir un espacio degradado e inutilizado en un nuevo elemento urbano para el embellecimiento de nuestros barrios, poniendo a disposición de los vecinos una pequeña área verde que, además, nos permite rendirle un merecido homenaje a una de las figuras locales más destacadas como es el dibujante Quique".

    Para ello, el edil y el propio dibujante han seleccionado uno de los chistes de la ingente producción gráfica de Enric Arenós, con más de 28.000 viñetas de las que da buena cuenta la exposición que le dedica el Museu de la Ciutat Casa de Polo. "Hemos querido seleccionar un chiste, datado en 1985, que sea impactante y atractivo para el viandante, fácilmente entendible sin hacer uso del típico bocadillo de las viñetas de humor y de plena vigencia a pesar de las dos décadas transcurridas", explica Obiol, quien avanza que en los próximos días una empresa local procederá a pintar el mural.

    Con esta actuación, Territorio dará por concluido el proyecto de reconversión del sobrante de vía pública de las calles Nules y Padre Fortuño en un nuevo espacio abierto. Las obras han consistido en la demolición de un muro de hormigón, la limpieza y pavimentación del solar resultante, de 54 metros cuadrados, además de la colocación de bancos de cerámica y vegetación. El proyecto contempla también la puesta en valor de un pequeño arco de cerámica en la medianera. "Con una actuación muy sencilla logramos crear un pequeño jardín público, un entorno amable y atractivo, aprovechando al máximo el espacio público", valora el edil.

    El mural de Quique forma parte del Plan de Embellecimiento Urbano de Vila-real, que incluye otras actuaciones como la colocación de elementos patrimoniales o etnológicos en las nuevas rotondas, como el molino instalado entre la calle Michalovce y la avenida de Grecia, la nueva estatua del rey Jaume I en la plaza Mayor o la próxima reubicación de dos esculturas de José Ortells, dedicadas a la sabiduría y a la justicia. Otra de las principales líneas de trabajo para el embellecimiento urbano impulsadas por el consistorio son las actuaciones de Street Art a cargo de reconocidos artistas urbanos, que, en el marco de la muestra TEST, contará este año con la intervención de Felipe Pantone.

     

     

     

    Subir