10 de abril de 2021 10/4/21

Fit Carrer Vila-real: 27 anys fent teatre de carrer

Fit Carrer Vila-real: 27 anys fent teatre de carrer - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Fit Carrer Vila-real: 27 anys fent teatre de carrer - (foto 2)

    Así suena ya en la radio la frase que anuncia que el Festival Internacional de Teatre de Carrer de Vila-real se acerca. Destacado por su extensa trayectoria y como uno de los festivales más importantes del país, Vila-real celebra su 27 edición creciendo sin parar a pesar de la situación económica y apoyando la situación social y cultural que se respira porque “la cultura no es un lujo” insiste el regidor de cultura Alberto Ibañez.

    Los días 2, 3 y 4 de Mayo Vila-real, ciudad de festivales, llenará de espectáculos sus calles con compañías internacionales que llegarán desde Italia (de la mano del reconocido Leo Bassi entre otros), Francia, Holanda (con su Cuisine Macabre), Reino Unido y Colombia; nacionales desde Catalunya (como la compañía CoLAPse que nos traen un peculiar espectáculo), Madrid, Andalucía y Euskadi (con el humor de los ya clásicos Trapu Zaharra) y apostando siempre por el trabajo de la Comunidad Valenciana pero sobre todo por el de casa con la consolidada compañía de danza A Tempo Dansa y coproduciendo a ojos cerrados con La Fam, la nueva compañía vilarrealense que inaugura su trayectoria con un arriesgado proyecto de gran formato: Marat Sade, una adaptación dirigida por Jordi Arús donde se reúnen 20 profesionales de las artes de calle y donde se trabaja el teatro de la crueldad desde una creación colectiva y el lenguaje corporal.

    Vuelven también las Jornadas de artes de calle, espacio que nace ligado al festival y que convertirá la mañana del viernes a partir de las 10h en el salón de actos de la UNED, en un espacio de reflexión con la “Creación en espacios públicos” como temática, dado que en los últimos años, las redes sociales parecen la plaza de un pueblo, donde se comparten y divulgan experiencias de todo tipo pero ningún espacio como una plaza real o un puñado de calles, equilibran tanto el acceso de la cultura a los ciudadanos. Estas jornadas acompañan el Premi Ramón Batalla, que le da nombre el actor de Vila-real, que nos dejó en 2006 y en homenaje a su trayectoria en el teatro de calle y por ser una figura muy querida dentro y fuera de la profesión y que se da, por tercer año consecutivo, a una entidad o persona que con su trabajo haya contribuido a la documentación, investigación, promoción y/o difusión de las Artes de Calle. Este año, en El Convent, espai d’Art, se otorgará este premio al TAC, Festival Internacional de Artes de Calle de Valladolid, por su trayectoria de programación coherente que apuesta por dar a conocer los trabajos que se están desarrollando en espacios públicos.

    El director Pau Ayet, que apuesta por trabajos de riesgo y comprometidos con el panorama estatal sin olvidarse del público familiar e infantil asegura un festival completo, variado y transgresor siempre pensado para lo que él mismo describe como “nuestro mejor tesoro: el público”.

    Subir