26 de febrero de 2021 26/2/21

La campaña especial de velocidad se salda con un total de 1.389 vehículos controlados y 37 sancionados

    La Policía Local de Vila-real ha llevado a cabo una nueva campaña especial de velocidad que se ha saldado con un total de 1.389 vehículos controlados, de los que se 37 han sido sancionados por exceder los límites.

    La iniciativa, que se ha desarrollado entre el 13 y el 26 de julio, ha contado con la ubicación de un radar móvil –cedido por la Jefatura Provincial de Tráfico en Castellón- en hasta siete puntos críticos de la ciudad, donde muchos vehículos no respetan los límites de velocidad y donde se habían recibido quejas previamente por parte de los vecinos, como son la calle Monestir del Puig, Atrevits, Ermita, Monestir de la Valldigna, Monestir de Benifassà, así como el Camí Fornets y el Camí Vell a Onda.

    El edil de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo, ha valorado de forma muy positiva la finalización de esta campaña preventiva, donde "nuevamente, se demuestra que los conductores están concienciados sobre la necesidad de respetar los límites de velocidad”. Así, explica que “tan solo se ha sancionado a un 2,6% de todos los vehículos controlados”, al tiempo que reitera que “sancionar siempre es la última instancia”.

    Entre las sanciones, se encuentran cinco denuncias calificadas como graves, con 400 euros de multa y la retirada de 4 puntos del carné, y una muy grave, con una sanción de 500 euros y seis puntos menos, ya que en dichos viales la velocidad máxima se encuentra entre los 40 y 50 kilómetros por hora, mientras algunos de los conductores sancionados han circulado llegando casi a duplicar el límite permitido.

    Subir