23 de febrero de 2020 23/2/20

Benlloch pide al Consell una prórroga para las obras del Plan Confianza y la posibilidad de redefinir los proyectos

  • El alcalde de Vila-real quiere renegociar con la Generalitat el pabellón polideportivo de Melilla y la piscina del Termet, además de cambiar el uso a la rehabilitación del convento de las Dominicas

El Ayuntamiento de Vila-real pedirá a la Generalitat Valenciana una prórroga para finalizar las obras del Plan de Inversión Productiva en Municipios, conocido como Plan Confianza, además de la posibilidad de redefinir algunos de los proyectos incluidos en este plan. Así la ha hecho saber hoy el alcalde de Vila-real, José Benlloch, quien, en su condición de diputado autonómico, presentará también una iniciativa parlamentaria a Les Cortes para conseguir esta prórroga.

Benlloch ha hecho un repaso de las obras incluidas en el Plan Confianza del Consell, tales como el Jardín Jaume I o el Espai Jove, ya acabados, o el colector Sudoest, que, recuerda, está en fase de ejecución y se mantiene el objetivo de que esté finalizado en torno al 20 de agosto para que pueda estar plenamente operativo en septiembre. Aparte de estos proyectos, explica el alcalde, hay tres obras previstas en este plan de gran relevancia para la ciudad y que el equipo de gobierno actual tiene voluntad de redefinir, tal como se le trasladó ya hace un mes al delegado del Consell, Joaquín Borrás. Estos tres proyectos son el pabellón polideportivo de Melilla, el Museo de Semana Santa y la piscina del Termet.

“El pabellón de Melilla, que aún no está adjudicado, no nos convence”, apunta el alcalde, quien recuerda que el proyecto tiene un presupuesto de unos 800.000 euros. “Tenemos informes de técnicos que nos desaconsejan su construcción”, señala Benlloch, quien apunta algunos de los problemas que presenta la obra, como son el tipo de material del proyecto, que requiere un alto coste de mantenimiento, la falta de párking o la posible afección del edificio a las casas próximas.

Del Museo de Semana Santa previsto en la rehabilitación del convento de las Dominicas, el alcalde recuerda que la postura del nuevo equipo de gobierno ha sido siempre la de redefinir este proyecto para darle un uso diferente, dentro del ámbito cultural, al histórico monasterio. “Hemos de reubicar todo lo que tenemos, abrir y hacer visibles todas las obras de arte de que disponemos, no simplemente amontonar imágenes, que además en muchos casos son devocionales y no deberían cambiar su ubicación”, apunta el alcalde. Por estos motivos, el equipo de gobierno municipal ya anunció su intención de no dedicar el edificio de las Dominicas a Museo de Semana Santa. De momento, las obras de adecuación del convento ya están en marcha “y cuando estén acabadas haremos un debate sin ningún tipo de problema sobre el uso que haremos de ellas”.

El tercero de los proyectos a redefinir dentro del Plan Confianza es la piscina del Termet, cuestión en la que, lamenta Benlloch, “el anterior equipo de gobierno hizo un ridículo más al dejar a la ciudad dos años sin piscina”. “Tenemos serias dudas que no nos vuelva a pasar lo que nos ha pasado estos años y que gastamos más de 1,6 millones de euros para que después, por la ubicación que tiene la piscina del Termet en la cantera del río, tengamos graves problemas de filtraciones y de mantenimiento”, apunta el alcalde. “Debemos tener en cuenta que se trata de un paraje protegido y que el proyecto prevé las gradas prácticamente contra el río, de manera que impacta mucho desde el punto de vista del paisaje”, agrega. Por este motivo, el equipo de gobierno ha pedido informe a los técnicos municipales y ha encargado unas catas geológicas “para ver si podemos mover ligeramente la estructura para que sea menos impactante en el meandro del Millars”.

Todas estas cuestiones, recuerda Benlloch, ya fueron trasladadas al delegado del Consell, Joaquín Borrás, en la reunión que mantuvieran el 15 de julio. En este encuentro, Benlloch ya planteó la necesidad de aprobar una prórroga y de permitir la modificación de los proyectos ya aprobados. “La normativa del Plan Confianza nos supone dos problemas y no solo a Vila-real sino a todos los pueblos de la Comunitat. Por una parte, la dificultad de llegar al 31 de enero de 2012 con todas las obras acabadas y, por la otra, la imposibilidad que plantea de modificar los proyectos a partir del 31 de enero de 2011”. Frente a estas dificultades, el alcalde de Vila-real considera imprescindible aprobar una prórroga que permita “pensar las cosas un poco mejor en momentos de crisis, en los que no estamos para tirar el dinero sino para pensar qué nos puede generar economía, más ocupación y ayudarnos a salir de esta”. Esta prórroga, además, se hace necesaria por el reciente cambio de gobierno en muchos municipios de la Comunitat, motivo por el que Benlloch pide “que nos permitan un cierto margen para la redefinición de los proyectos”.

Desde la reunión mantenida el 15 de julio, el Ayuntamiento no ha recibido ningún respuesta al respecto de estas cuestiones, como tampoco se ha recibido aún ninguna contestación a la solicitud de reunión formal con el secretario autonómico de Cultura y Deportes, formulada el pasado 4 de agosto, para plantearle la necesidad de cambiar estos proyectos.

Aparte de las gestiones desde el ámbito municipal, Benlloch aprovechará su condición de diputado autonómico para plantear también en Les Corts una iniciativa parlamentaria para pedir que las obras del Plan Confianza puedan acabar más tarde del 31 de enero de 2012, además de que se permita modificar los proyectos ya autorizados.

 

 

 

Subir