25 de febrero de 2021 25/2/21

PP: 'Benlloch endeuda Vila-real al máximo histórico'

PP: 'Benlloch endeuda Vila-real al máximo histórico' - (foto 1)

    El alcalde Benlloch ha disparado la deuda de Vila-real a una cifra récord, más de 31 millones de euros, después de pedir dos nuevos préstamos: uno para pagar su mala gestión y otro para seguir con el capricho de reformar el Gran Casino para poner el despacho del alcalde en la calle Mayor.

    El portavoz del PP en la ciudad, Héctor Folgado, ha manifestado que el nivel de la deuda municipal ha subido al máximo histórico ya que nunca había alcanzado la cifra récord de 31 millones euros. Una cifra histórica que supone un incremento del 45% respecto al nivel de endeudamiento que heredó Benlloch y que supone que la deuda por habitante es de 612 euros, un incremento de 200 euros en solo ocho años.

    A este hecho hay que sumar que Benlloch es el alcalde que más contribución hace pagar a los vecinos en toda la historia de Vila-real. Una subida histórica que supone recaudar más de 21 millones de euros, 3.3 millones que el último ayuntamiento del Partido Popular.

    Esta misma semana el alcalde ha pedido dos nuevos créditos: el primero es para tapar el agujero de su mala gestión: Cabe recordar que el convenio de las Dominicas hay que pagarlo por la irresponsabilidad del alcalde que votó a favor del acuerdo con las monjas pero no ha cumplido el convenio que consistía en dar terrenos en otra parte de Vila-real a cambio de la donación del convento y el jardín.

    Pese a tener siete años de tiempo y las advertencias del PP, Benlloch no ha permutado los terrenos y, por lo tanto, los vecinos de Vila-real tienen que pagar ahora el préstamo que aprobó ayer el alcalde.

    La misma situación es la que puede provocarse con el convenio de la Ciudad Deportiva Municipal que puso en marcha el propio Benlloch: unos propietarios ceden sus terrenos al Ayuntamiento a cambio de otros del mismo valor en otra zona de la ciudad. Sin embargo, acabado el plazo, el alcalde aún no ha ejecutado el acuerdo, lo que puede provocar otra ruina para la ciudad.

    Para Folgado, "gestionar el urbanismo es eso: trabajar para cumplir con los acuerdos que se firman". Sin embargo, "lo más duro es que el alcalde llevaba al pleno ayer el pedir otro préstamo para remodelar el Gran Casino, un capricho que nos cuesta a todos más de 5 millones de euros".

    El edil señala que "el próximo alcalde de Vila-real recibirá dentro de seis meses un Ayuntamiento sin nuevo PGOU, con más deuda, un desastre en la gestión, con muchos pufos y ninguna infraestructura nueva en la ciudad".

    Subir