elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Ayuntamiento ofrece facilidades a los vecinos para hacer frente a la regularización catastral

El Ayuntamiento ofrece facilidades a los vecinos para hacer frente a la regularización catastral - (foto 1)
  • El alcalde, José Benlloch, anima a acudir al departamento de Tesorería municipal para acogerse a los planes flexibles de pago de hasta 18 meses y espera que el Ejecutivo de Rajoy no obligue a utilizar estos fondos para pagar deuda a los bancos

El Ayuntamiento de Vila-real está ofreciendo facilidades a los vecinos para hacer frente a los recibos que desde hace unos días están empezando a llegar a los domicilios de la ciudad, con motivo del proceso de regularización catastral ejecutado por el Gobierno central en los últimos meses para aflorar bienes no declarados.

"Aunque es un proceso que se ha llevado a cabo en multitud de municipios en los últimos tiempos, sabemos que hay muchos vecinos que no tienen disponibilidad económica para hacer frente de golpe a ciertas cantidades. Por eso, estamos ofreciendo facilidades para que puedan pagar con comodidad", explica el alcalde, José Benlloch.

El primer edil anima a todo aquel que tenga dificultades a acudir al departamento de Tesorería, ubicado en la calle Josep Ramon Batalla, 6 (junto a la UNED), para acogerse a los diferentes planes de pago flexibles que el Ayuntamiento ofrece. "Todos podrán fraccionar sus recibos a lo largo de todo un año", indica. Además, para casos excepcionales se establece un período de hasta 18 meses. "Ante todo, queremos que sepan que tienen las puertas abiertas de este Ayuntamiento y que estamos a su lado para ayudarles", apunta.

Benlloch señala que "el Gobierno jamás había utilizado tantos medios para llevar a cabo una inspección de estas características, pero aunque nos duela este catastrazo del PP, que incluso a mí me ha tocado pagar en mi vivienda, tampoco lo puedo criticar". "Es de justicia que todos paguemos en base a lo que tenemos en igualdad", explica, "muchos vecinos sí regularizaron su situación hace años y estaban pagando religiosamente sus impuestos y aquellos que ahora reciben la carta sólo pagan los últimos cuatro años".

De un total de 34.000 unidades urbanas, se han detectado unas 3.000 incidencias y 900 más en suelo rústico, en muchos casos por "piscinas o balsas, paelleros, trasteros o casetas, incluso por el arreglo de fachadas, la instalación de techados en masets para aparcar coches o en las terrazas para tender la ropa o el simple hecho de cerrar un patio de luz para ganar unos metros más a la vivienda". No obstante, Benlloch aclara que las cifras son proporcionales a las que se han dado en municipios más pequeños como Vinaròs, Nules, Segorbe, Borriana, Benicarló o Atzeneta, entre otros.

En Vila-real, la recaudación total ascenderá a 1,8 millones de euros que, "ojalá podamos destinar a mejorar la ciudad", apunta el alcalde. Sin embargo, lamenta que esa decisión depende del Ejecutivo de Rajoy en Madrid, que "deberá decidir si ese ingreso extra lo pueden destinar los municipios a lo que consideren o a pagar a los bancos, como están obligando últimamente con otros ingresos o ahorros de los ayuntamientos".

En cualquier caso, considera que la regularización servirá para poner al día la situación documental del territorio y remarca "estamos obligados por ley a cobrarla", aunque aclara que "la tasa de 60 euros que muchos vecinos han recibido en otra carta va directamente para el Gobierno, ya que dicha cantidad se destina al pago de los drones y los estudios que se han realizado en los últimos tiempos". "A partir de ahora, cada vecino recibirá actualizado su recibo del IBI en base a esta actualización", concluye.

Subir