1 de octubre de 2020 1/10/20

Urbanismo atiende la propuesta de los padres del Colegio Jaime I y ensanchará la acera para facilitar la recogida de los niños

Urbanismo atiende la propuesta de los padres del Colegio Jaime I y ensanchará la acera para facilitar la recogida de los niños - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Urbanismo atiende la propuesta de los padres del Colegio Jaime I y ensanchará la acera para facilitar la recogida de los niños - (foto 2)
    Urbanismo atiende la propuesta de los padres del Colegio Jaime I y ensanchará la acera para facilitar la recogida de los niños - (foto 3)

    La Concejalía de Urbanismo ampliará las aceras de la calle Balmes para facilitar la entrada y salida de los niños al colegio Jaime I. La concejala responsable del área, Mariló Jordá, ha explicado que los padres han presentado un escrito en el ayuntamiento, solicitando una solución a la evidente masificación de padres y madres en las horas de entrada y salida. “Es una calle muy estrecha, en la que además pasan los coches, con el consiguiente peligro para padres y niños”, ha señalado Jordá, que ha encargado a los servicios técnicos municipales que estudien la situación para encontrar la mejor solución.

    De hecho, el AMPA del Jaime I envió un escrito a la Concejalía de Urbanismo en el que transmitieron que estaban “seriamente preocupados”. En su escrito señalaban que no se posee “de una zona idónea y necesaria en su entrada y que permita la lógica y normal acumulación de personas en la puerta del colegio en los horarios precisos”.

    La solución urbanística será ampliar la acera a la altura de las puertas de acceso al centro educativo en la calle Balmes. Aunque conllevará eliminar algunas plazas de aparcamiento, la concejala de Urbanismo remarcó que “serán muy pocas, las imprescindibles para solucionar los problemas de seguridad de los escolares”.

    La edil ha afirmado que esta actuación se ha incluido en el proyecto “Adecuación de itinerarios peatonales y ciclistas en San Vicente”, que tiene como objetivo potenciar un modelo de ciudad sostenible, saludable y eficiente. Su ámbito se centra, preferentemente, en los recorridos que dan acceso a los puntos de mayor intensidad de uso, como son centros escolares, sanitarios, el mercado y las bibliotecas.

    Jordá explica que se está poniendo especial énfasis en la formación de itinerarios escolares seguros. “Hemos enviado cartas a los colegios y a las asociaciones de personas con diversidad funcional para que nos hagan llegar sus aportaciones y nos comuniquen los lugares con deficiencias”. Este es el caso del colegio Jaime I.

    La responsable de Urbanismo señala que las actuaciones, en las que se invertirán 250.000 euros, se centran en favorecer la movilidad de los peatones y ciclistas. Para ello se destinará mayor superficie del espacio público o superficie de mejor calidad, en términos de accesibilidad y seguridad. Asimismo se fomentará el uso de la bicicleta y se generará una trama que facilite a los peatones que recorran a pie toda la ciudad. “Queremos una ciudad agradable para caminar, que sea segura y tenga más calidad de vida”.

    Este proyecto también prevé la eliminación de las barreras arquitectónicas, para garantizar el acceso universal a todo espacio público destinado al peatón. Para ello, se eliminarán obstáculos en las aceras y se ordenará el mobiliario público. La concejala de Urbanismo resalta que en la ciudad hay elementos como farolas, semáforos, papeleras, árboles y bolardos mal ubicados y que entorpecen el paso de los peatones que se van a cambiar de sitio o se van a eliminar.

    Esta obra está considerada como una Inversión Financieramente Sostenible (IFS). Las IFS son una apuesta para mejorar la calidad de los servicios e instalaciones públicas municipales y en ellas, este año 2016, el Ayuntamiento de San Vicente invertirá este año 3.400.000 euros.

    Subir