27 de febrero de 2021 27/2/21

La Policía Nacional detiene a un matrimonio por explotar a compatriotas a cambio de alojamiento y comida

La Policía Nacional detiene a un matrimonio por explotar a compatriotas a cambio de alojamiento y comida - (foto 1)
  • Regentaban dos establecimientos “kebab” en Alicante y San Vicente del Raspeig

  • Trabajaban doce horas sin descanso los siete días de la semana, sin cobrar salario, solo a cambio de alojamiento y comida, pernoctando en el interior de los establecimientos en condiciones insalubres

MÁS FOTOS
La Policía Nacional detiene a un matrimonio por explotar a compatriotas a cambio de alojamiento y comida - (foto 2)

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un matrimonio pakistaní de 38 y 32 años de edad por explotar laboralmente a compatriotas a cambio únicamente de alojamiento y comida. La propietaria y su marido regentaban dos negocios hosteleros “Kebap” en Alicante y San Vicente Del Raspeig. Los empleados trabajaban doce horas diarias sin descanso semanal, pernoctando en los establecimientos en condiciones de escasa higiene e insalubridad.

La investigación se inició a principios del mes de enero al tener conocimiento de la existencia de dos establecimientos hosteleros tipo “Kebap” en Alicante y San Vicente del Raspeig en los que presuntamente los encargados violaban gravemente los derechos de sus trabajadores.

Las primeras pesquisas permitieron a los agentes corroborar que ciertos empleados de uno de los establecimientos pernoctaban en su interior, motivo por el que se estableció un dispositivo policial conjunto con Inspección de Trabajo cuyo resultado fue el arresto del matrimonio que tenia trabajando de forma irregular a varios trabajadores, entre ellos un menor de edad.

Doce horas diarias a cambio de comida y alojamiento
Se practicaron dos registros en los dos establecimientos de Alicante y San Vicente del Raspeig, donde los propietarios obligaban a sus empleados a trabajar jornadas laborales de doce horas diarias sin descanso semanal, todo ello a cambio únicamente de comida y alojamiento en los mismos establecimientos los cuales no reunían las mínimas condiciones de higiene y salubridad necesarias. Los trabajadores eran encerrados por los dueños del establecimiento por las noches y no disponían de llaves para salir, con el riesgo que ello suponía en caso de una posible emergencia en el local.

Entre los empleados, todos ellos de origen pakistaní, se encontraba un menor de edad, que al igual que sus compañeros, carecían de permiso residencia y trabajo en España, condición que dificultaba la interposición de denuncia por parte de los trabajadores por temor a ser expulsados del país.

Por todo ello, se procedió a la detención del matrimonio, poniéndolos en libertad después de ser oídos en declaración. El menor de edad, una vez oído en exploración, se acordó por parte de Fiscalía de Menores, el ingreso en un centro de menores de Alicante para su protección.

La investigación ha sido realizada por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades.

Subir