24 de noviembre de 2020 24/11/20

El Hospital de San Vicente implanta el registro informatizado de medición del dolor

  • Se trata de una escala visual analógica que permite medir de manera gráfica la cantidad de dolor sentido por el paciente

  • Permitirá mejorar notablemente el control del dolor en el paciente y prever la intensificación del tratamiento para disminuirlo

  • Cuando se selecciona un paciente concreto, se accede a los datos registrados de dolor de ese paciente y a su representación gráfica

El Hospital de Atención a Crónicos y Larga Estancia de San Vicente ha comenzado a utilizar el registro informatizado de la Escala Visual Analógica (EVA), una herramienta avalada científicamente que permite medir el dolor sentido por los pacientes.

Es el propio paciente quien define la cantidad de dolor que ha sufrido, pues se le pregunta "¿cuánto dolor ha tenido?" y, sobre una línea marcada entre 0 (sin dolor) y 10 (dolor severísimo), el paciente anota o refiere su nivel de dolor.

Asimismo, esta escala está también validada para ser utilizada mediante una serie de imágenes a modo de caras con expresiones faciales, que simulan situaciones de dolor de distinta gravedad para que el paciente se vea identificado con ellas, de forma que puede ser utilizada por pacientes con problemas de comunicación o en niños.

El registro informatizado hace posible, por un lado, monitorizar los valores de la escala medidos, anotando si se trata de un dolor considerado como "basal" (de base) o "no basal", y por otro lado visualizar de manera instantánea el control global del dolor, ya sea de un pacente, de toda una unidad de hospitalización o de todo el hospital.

Con todo ello, este registro informatizado de la escala visual analógica va a permitir mejorar notablemente el control del dolor en los pacientes hospitalizados, así como prever los momentos claves en los que intensificar el tratamiento.

Datos registrados y gráfico
Mediante este registro informatizado, el personal de Enfermería registra el valor de la escala según lo indicado por el paciente. Cuando el facultativo valora el grado de control sobre el dolor lo tiene dispuesto en una pantalla, donde visualiza a todos sus pacientes. Están codificados por colores, de forma que se encontrará un icono verde al lado del paciente cuando se interprete como "ausencia de dolor" y, en el otro extremo, tendrá un icono rojo cuando tenga un "dolor severo". Junto al icono de color figuran los valores medios y el pico máximo de puntuación en la escala.

De esta manera, en la tabla el facultativo visualiza el estado de sus pacientes, haciendo referencia tanto al valor de base como al momento puntual de mayor intensidad del dolor en el periodo analizado.

Este modo de visualización permite ser configurado para analizar toda una unidad de hospitalización, un día concreto o, la media global del periodo, así como ordenar los pacientes por el nivel de dolor referido o por el orden de las habitaciones.

Cuando se selecciona un paciente concreto, se accede a los datos registrados de ese paciente y a su representación gráfica. En la parte superior tiene los datos del paciente, en la parte central de la pantalla los datos registrados en forma de tabla editable y en la parte inferior de la misma la representación gráfica. Esta representación muestra en dos colores los datos basales y no basales, permitiendo distinguir en la misma los valores de dolor considerados basales y no basales.

Beca de investigación
El Hospital de San Vicente ha solicitado una beca de investigación para mejorar el rendimiento de este registro informatizado de medición del dolor y su optimización a la portatibilidad. El registro está pensado para ser utilizado en cualquier ámbito, pudiendo ser tanto a nivel hospitalario como ambulatorio, mediante la utilización de instrumentos portátiles, tales como tabletas, etc.

Subir