29 de septiembre de 2020 29/9/20

El Ayuntamiento de San Vicente cede una vivienda a la Asociación ANDA

El Ayuntamiento de San Vicente cede una vivienda a la Asociación ANDA - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Ayuntamiento de San Vicente cede una vivienda a la Asociación ANDA - (foto 2)

    La alcaldesa de San Vicente del Raspeig, Luisa Pastor, ha visitado esta mañana la vivienda que el Ayuntamiento ha cedido a la Asociación de Niños y Jóvenes con Discapacidad de Alicante (ANDA) para la puesta en marcha de un programa para promover la autonomía de las personas que quieren iniciar un proyecto de vida independiente. Cinco usuarios, de entre 3 y 30 años, se benefician ya del proyecto ‘Casa de Fin de Semana’, con el apoyo de profesionales y voluntarios de esta asociación con sede en el municipio.

    La alcaldesa, Luisa Pastor, ha explicado que “la cesión de esta vivienda a ANDA ha permitido la puesta en marcha de un proyecto que facilita la transición a la vida autónoma de los niños y jóvenes con discapacidad, ya que en ella aprenden a realizar las tareas domésticas cotidianas, cuidar su higiene personal, realizar la compra, moverse en un entorno urbano y, en definitiva, adquirir las habilidades necesarias para vivir de forma independiente”.

    Luisa Pastor, que ha visitado la vivienda junto a la concejala de Bienestar Social, Mª Ángeles Genovés, ha añadido que “la cesión de esta casa ha permitido dotar a San Vicente de un nuevo programa social en la zona norte del municipio, donde se concentra la mayoría de estos recursos sociosanitarios, con las viviendas tuteladas, los locales cedidos a ADACEA, APSA, Cáritas y Club de Leones, las aulas de formación, además del Hospital y el Centro de Salud”.

    La vivienda municipal cedida por el Ayuntamiento de San Vicente a petición de ANDA está situada en la calle Ibi y funciona como casa de fin de semana. Los usuarios están atendidos por profesionales cualificados, como integradores sociolaborales, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales y auxiliares ocupacionales voluntarios.

    La finalidad del proyecto es que los beneficiarios adquieran las estrategias, aptitudes y actitudes que les permitan vivir de forma independiente en una casa, además de favorecer el respiro de las familias y fomentar la conciliación de la vida familiar y social en especial del cuidador principal, que suelen ser mujeres, por un periodo de tiempo determinado.

    Para ello, los profesionales y voluntarios de ANDA organizan talleres y actividades de formación en habilidades domésticas (elaboración de recetas básicas, cuidado y mantenimiento del hogar, planificación de la compra, reciclaje y ahorro energético), actividades de la vida diaria (higiene personal e imagen, vestido y alimentación), habilidades instrumentales (manejo del tiempo y dinero), movilidad en el medio social (educación vial y movilidad peatonal y en medios de transporte públicos) y ocio y tiempo libre (excursiones, salidas, cine, etc.)

    Subir