22 de septiembre de 2020 22/9/20

El Ayuntamiento pone en marcha una encuesta de satisfacción del servicio de autobús urbano tras su reestructuración

El Ayuntamiento pone en marcha una encuesta de satisfacción del servicio de autobús urbano tras su reestructuración - (foto 1)
  • Los usuarios podrán ofrecer su valoración y posibilidades de mejora del autobús que cubre el desplazamiento a los barrios periféricos

El Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig pondrá en marcha a partir de mañana y hasta el próximo 30 de septiembre una encuesta de satisfacción dirigida a los usuarios del autobús urbano que cubre las líneas 45, 46 A y B, que comunican el casco urbano con los barrios periféricos, tras su reestructuración en enero de este mismo año.

El concejal de Infraestructuras, Servicios y Mantenimiento, Rafael Lillo, ha explicado que “trascurrido algo más de medio año de la reestructuración del servicio queremos conocer directamente la valoración que realizan del mismo los usuarios y si consideran que se pueden introducir mejoras que puedan facilitarles la utilización del autobús urbano”.

“Esta iniciativa se hace también extensible a las asociaciones vecinales, a las que se ha remitido una circular con la encuesta, conforme a lo acordado en las últimas reuniones mantenidas con sus representantes con el objetivo también de mejorar los cauces de información y fomentar la participación”, ha añadido el edil.

Los formularios de la encuesta estarán a disposición de los usuarios en el autobús que cubre las tres líneas y podrán ser entregados una vez cumplimentados en el propio autobús, en el Ayuntamiento de San Vicente o remitidos por correo electrónico siguiendo las instrucciones que se indican en el mismo impreso.

La reestructuración del servicio de transporte urbano local se puso en marcha a principios de este año, pasando de un sistema circular atendido por dos autobuses a otro radial cubierto por un único vehículo. Los recorridos radiales han permitido reducir a la mitad los tiempos de desplazamiento, además de hacer menos kilómetros y ajustar el déficit creciente de más de 300.000 euros que soportaba y que no es posible mantener con la crisis actual a un máximo de 170.000.

El nuevo servicio mantiene las tres líneas 45, 46A y 46B, además de un servicio experimental que en principio contaba con tres servicios y que se ha reducido a uno por falta de usuarios. Las tres líneas parten de la parada del Hospital y facilitan el acceso a los barrios periféricos de Pozo San Antonio-Villamontes, Girasoles-Sol y Luz-Santa Isabel y El Tubo-Los Manchegos, además de ofrecer servicio de acceso al camposanto y al polígono industrial Canastell.

Reducir costes
Si uno de los objetivos de la reforma era acortar los tiempos de desplazamiento, el otro era reducir el coste de la subvención del transporte público que paga el Ayuntamiento por cada viajero que utiliza las líneas urbanas del transporte público urbano y que hasta la reestructuración era de 4 euros, menos el precio del billete. Esta cantidad ascendía hasta los 6,39 € en cada viaje en las líneas menos rentables, como son las de la zona norte, y disminuía hasta los 3,3 € en la línea más utilizada, que es la que une Los Girasoles con el Hospital.

La reestructuración permitirá reducir el déficit del servicio de los 310.000 euros previstos para 2010 a 170.000 euros en 2011. Todo ello sin que se haya visto afectado el Bono Oro -que sigue igual- ni la aportación para el sostenimiento del autobús interurbano del sistema TAM en las líneas 24 (San Vicente-Universidad-Alicante) y 30 (Machegos, San Vicente, Sol y Luz, Muchamiel, San Juan, Playas).

Subir