4 de agosto de 2020 4/8/20

Varias ciudades valencianas analizan sus aguas residuales para detectar coronavirus

Varias ciudades valencianas analizan sus aguas residuales para detectar coronavirus - (foto 1)
  • Valencia, Castellón y Gandía han anunciado que van a investigar los restos de coronavirus para ver cómo puede afectar a los ciudadanos y prevenir rebrotes

El conocimiento sobre el COVID-19 poco a poco va siendo más amplio. El virus, desconocido por completo en un primer momento, va teniendo menos incógnitas que resolver. Por ello, al detectarse restos de coronavirus en las aguas residuales, los ayuntamientos de Castellón, Valencia y Gandía han promovido proyectos para ver cómo actúa el virus sobre esa superficie. Tanto el concejal de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Castellón, Fernando Navarro, como el alcalde de Valencia, Joan Ribó, destacan la importancia de la investigación científica en los avances para seguir conociendo mejor al coronavirus.

Castellón ha sido la última ciudad hasta la fecha en embarcarse en esta investigación para conocer mejor el comportamiento del coronavirus. Averiguar cómo actúa el COVID-19 en las aguas residuales tiene como principal objetivo reforzar la detección temprana de posibles rebrotes.

Desde la Concejalía de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Castellón aseguran: “En el agua lo que quedan son restos del material genético del COVID-19, pero no es infeccioso en el agua”. No obstante, conocer en qué zonas hay una mayor concentración de coronavirus podría permitir actuar con precaución sobre ellas en caso de un nuevo aumento de los casos. “No es COVID-19, son sus restos genéticos”, apuntan desde la propia Concejalía.

El proyecto cuenta con una plataforma digital que almacena progresivamente muestreos del alcantarillado y de los procesos de depuración del término municipal de Castellón.

Valencia, la primera en promover un plan de aguas residuales

El Ayuntamiento de Valencia anunció esta medida el pasado 11 de mayo, anunciando que se procedería a recoger aguas residuales en 24 puntos y pueblos de la ciudad. Esto permitirá “delimitar la ciudad por zonas” según el alcalde de Valencia, Joan Ribó. Además, al igual que desde la Concejalía de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Castellón, asegura que servirá para anticiparse a posibles nuevos rebrotes.

Joan Ribó defiende la labor y utilidad de los trabajos científicos ya que sirven para “hacer un seguimiento de la evolución de los contagios y las vías de transmisión del coronavirus”. Resalta también la importancia de prevenir tanto como sea posible los nuevos contagios por el COVID-19.

El Ayuntamiento de Valencia trabajará para realizar esta investigación con los laboratorios de Global Omnium con los que se ha concluido que las muestras obtenida permitirán determinar los niveles de infección.

Gandía, también comprometida con la investigación en aguas residuales

Otra ciudad que se ha sumado a la iniciativa de analizar el comportamiento del coronavirus en las aguas residuales es la localidad de La Safor. El Ayuntamiento de Gandía realizará este proyecto en colaboración también con Global Omnium.

El objetivo principal, similar al de los proyectos de Valencia y Castellón, es detectar restos del SARS-CoV-2, virus causante del COVID-19 en las aguas residuales de la ciudad. La alcaldesa de Gandía, Diana Morant, asegura: “Es esencial incorporar este sistema de vanguardia”.

Además, otras ciudades de toda España han empezado con proyectos similares a los promovidos por Castellón, Valencia y Gandía. Zaragoza es una de esas ciudades que han activado un proyecto de detección de COVID-19 en las aguas residuales de la ciudad.

Especial Coronavirus en Castellón, Valencia y Alicante

Especial Coronavirus en Castellón, Valencia y AlicanteEntrar en el especial
Subir