17 de febrero de 2020 17/2/20

Valencia se manifiesta contra la sentencia de la Manada de Manresa al grito de ‘No es no, lo demás es violación’

Valencia se manifiesta contra la sentencia de la Manada de Manresa al grito de ‘No es no, lo demás es violación’ - (foto 1)
  • Una protesta feminista logra reunir a casi 500 personas en Valencia

MÁS FOTOS
Valencia se manifiesta contra la sentencia de la Manada de Manresa al grito de ‘No es no, lo demás es violación’ - (foto 2)
Valencia se manifiesta contra la sentencia de la Manada de Manresa al grito de ‘No es no, lo demás es violación’ - (foto 3)
Valencia se manifiesta contra la sentencia de la Manada de Manresa al grito de ‘No es no, lo demás es violación’ - (foto 4)

Convocadas por la Coordinadora Feminista de València “no es no, lo demás es violación” gritan al unísono unas 500 personas, las cuales se han manifestado ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), para solidarizarse con la adolescente de 14 años que sufrió una violación múltiple en Manresa.

La sentencia final  ha causado un gran revuelo ya que cinco de los seis acusados han sido declarados culpables, imputándoles penas de entre 10 y 12 años por abuso sexual y abuso sexual continuado, pero no por violación. Dicha resolución ha provocado manifestaciones feministas en 40 ciudades de España.

“Hemos venido hoy aquí porque estamos indignados por la justicia patriarcal que tenemos” asegura Carmen García Albero, presidenta de la asociación de Dones de Xirivella en Acció, quien además apuntaba que en casos como este no debería de “haber ningún tipo de interpretación sobre si es abuso o es violación”. “Cuando una mujer habla hay que escucharla y no darle de lado, como hace el sistema” ha asegurado.

La zona del Parterre se llenó así este lunes por la tarde de hombres y mujeres que unieron sus voces en protesta, cargando pancartas en las que se podían leer frases como ‘Antes que histérica, soy histórica’ o ‘Sola y borracha quiero llegar a casa’.

Código penal y justicia “patriarcal”

“Las leyes de hoy en día no protegen a las víctimas”, afirma Mireya Sánchez, joven feminista que se encontraba en la manifestación. Ella cree que el Código Penal debe de ser “reformado con urgencia” para que se condenen las violaciones.

Además, según relata Laura Muñoz, jubilada y miembro de una asociación feminista, los jueces piensan que por ir vestidas de una determinada manera “queremos que nos violen” y esto es un problema “de su mentalidad patriarcal” y aunque la ley es buena “no está definida y necesita reformas”.

Una postura compartida por Carmen García Albero, quien se suma a la petición de reformar el Código Penal “no puede ser que cuando se realiza algún tipo de tocamiento a una mujer -  estando esta inconsciente o consciente - no se piense que sea una violación”.

El problema, según establece la Presidenta tiene el origen en los propios jueces, ya que estos ”han sido educados en el propio machismo”. Y es que el Derecho Penal, Civil y “toda la carrera de abogacía” arrastra muchas leyes y mentalidades “que son patriarcales” y es que con “el sistema que tenemos nadie hace nada y, además cuando un juez se equivoca como es claramente este caso no recibe sanción ni castigo alguno”.

Sin embargo, todavía no se está dando una educación ni existe un derecho “en temas de género”, concluye Laura Muñoz, jubilada y miembro de una asociación feminista.

Solo “sí es sí”

La joven feminista que se encontraba en la manifestación, Mireya Sánchez, establece que “la injusticia” es lo que le ha hecho venir a esta manifestación, ya que “no es posible que un juez no diga que es violación porque no hubo violencia de por medio”, cuando la víctima en ese momento “no se podía defender”.

Además, también relata que una mujer en estos casos “siempre tiene las de perder”. Y es que tan solo “no somos violadas cuando damos nuestro consentimiento”, ya que únicamente “sí es sí” y no por callarte en ese momento “presa del pánico y el terror” tengas que “hacer como si eso te gustara y no poder denunciarlo públicamente”, concluye Laura Muñoz.

Subir