elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El PP de València denuncia que la Generalitat pasa la decisión sobre los nuevos derribos de Agrónomos al Gobierno de Ribó y PSOE

El PP de València denuncia que la Generalitat pasa la decisión sobre  los nuevos derribos de Agrónomos al Gobierno de Ribó y PSOE
  • El PP amplía su escrito para que el Consell de Cultura se pronuncie sobre el derribo de la Escuela de Agrónomos

  • La Conselleria de Sanidad dice ahora que debe ser la Comisión Municipal de Patrimonio quien dictamine si se puede seguir con los derribos de la Escuela de Agrónomos, demolida ya en parte sin la cautela de pedir informes previos sobre su valor patrimonial

  • En el Grupo Municipal Popular estamos completamente a favor de la ampliación del Hospital Clínico Universitario de Valencia, pero siempre y cuando se concilie este objetivo con la conservación del patrimonio arquitectónico de todos los valencianos

El Concejal del Grupo Popular Juan Giner Corell ha denunciado el nuevo despropósito entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia sobre el derribo de la antigua Escuela de Agrónomos. “Si para la primera fase de derribos no hacía falta informe municipal de Patrimonio, según el Ayuntamiento, ahora la Conselleria de Sanidad, en su calidad de promotora del proyecto de ampliación del Clínico, afirma que tendrá que informar la Comisión Municipal de Patrimonio para poder proseguir con los mismos. Es decir, la Generalitat le pasa ahora la pelota al Ayuntamiento de Valencia para que valide la decisión del derribo”, explicó Giner Corell.

Por tanto, tendrá que ser el Ayuntamiento de Valencia quien diga ahora si se puede seguir derribando la antigua Escuela de Agrónomos. El PP ha denunciado  “el traje a medida de Plan Especial de Protección del campus universitario de Blasco realizado por la Universidad de Valencia, que deja fuera a la antigua Escuela de Agrónomos para poder avalar el derribo”.

En su solicitud de licencia, de fecha 17 de diciembre de 2020, para la segunda fase de derribos de la Escuela de Agrónomos la Conselleria de Sanidad dice que “la demolición de la fachada trasera no se realizará, en tanto en cuanto no se pronuncie al respecto la Comisión Municipal de Patrimonio”. De esta manera, Sanidad quiere que el Gobierno de Ribó y PSOE se pronuncie sobre el derribo para poder seguir adelante con la ampliación del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ampliación de la que estamos totalmente a favor en el Partido Popular, siempre y cuando no vaya en detrimento de nuestro patrimonio.

Sin embargo, en la primera fase de derribos la Comisión Municipal de Patrimonio no emitió ningún informe, a pesar de ser competencia de esta comisión “emitir dictamen en los procedimientos de otorgamiento de licencias, o aprobación de proyectos, en inmuebles protegidos; cuando lo soliciten los servicios Municipales”, de conformidad con las Normas del Catálogo de Espacios y Bienes Protegidos del Ayuntamiento de Valencia. Hay que recordar que, como se puede observar en la ficha de 2015, las naves demolidas sin las debidas cautelas formaban parte del entorno de protección del Bien de Relevancia Local de la antigua Escuela de Ingenieros Agrónomos.

De cara al otorgamiento de la licencia, el Servicio de Licencias Urbanísticas sometió a principios de diciembre a la Comisión Municipal de Patrimonio el proyecto de demolición de las naves traseras de Agrónomos, pero ésta alegó que, “visto la autorización de la Conselleria de Cultura de fecha 7 de diciembre de 2020 y el informe del Servicio de Planeamiento de fecha 9 de diciembre de 2020, no procede la emisión de dictamen por parte de esta comisión”.

“Desde el Grupo Municipal Popular creemos que, si para la primera fase de derribos la Comisión Municipal de Patrimonio no emitió dictamen y ahora sí hace falta que ésta se pronuncie, o no se cumplió la ley antes o ahora la Generalitat quiere el aval del Ayuntamiento  de Valencia para proseguir con el derribo de un entorno protegido”, explicó Giner Corell.

Finalmente, el Grupo Municipal Popular presentará a lo largo del día de hoy una ampliación del escrito que registró el pasado mes de diciembre al Consell Valencià de Cultura, tras tener acceso al expediente completo y después de haber transcendido a la opinión pública el Plan Especial de Protección del Campus de Blasco Ibáñez. En su escrito, el Grupo Municipal Popular solicita al Consell Valencià de Cultura que emita informe sobre la valoración patrimonial de las naves traseras de la antigua Escuela Universitaria de Ingenieros Técnicos Agrícolas (EUITA) y sobre el impacto y la afección de dichas obras de derribo en concordancia con la legislación de protección patrimonial vigente y, en concreto, con las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Valencia (1988) y con la Ley 4/1998, de 11 de junio, de Patrimonio Cultural Valenciano, así como con las Sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana de 30 de octubre de 2015 y del Tribunal Supremo  de 1 de febrero de 2017, ambas sobre el caso Tabacalera.

Subir