25 de noviembre de 2020 25/11/20

Soriano afirma que en breve el fondo de inversores extranjero comprará Mestalla

    Vicente Soriano, presidente del Valencia, aseguró que en un periodo breve de tiempo, el fondo de inversores extranjero con el que tiene un acuerdo para la venta de la parcela del actual estadio de Mestalla se hará efectiva.

    En declaraciones al programa de Radio Nou, "La Taula Esportiva", el máximo dirigente valencianista aseguró que no se pudo cerrar la venta antes del 31 de diciembre del 2008 debido a problemas ajenos a la entidad que preside.

    "En cualquier caso, esto no quiere decir que haya problemas en el comprador. Se trata de un fondo de inversores extranjeros. Societaria, empresarialmente y en otro tipo de situaciones, es una circunstancia que en ocasiones puede hacer retrasar las cosas. No es nada más que eso. Ya verán como en un breve espacio de tiempo lo que he dicho se cumple", aseguró.

    Cuestionado por la existencia de un plan alternativo por si continuara retrasándose la venta de la parcela de Mestalla -o incluso, que ésta no llegara a producirse-, Soriano explicó la existencia de tal alternativa, así como varios de los apartados que la componen.

    "Ese plan B existe y nos reportaría entre 170 ó 180 millones de euros de entrada en caja. El Valencia ha estado trabajando en los últimos cinco meses, en conseguir un nuevo contrato de televisión, más importante del que ya tenemos actualmente. Así mismo también se realizan gestiones para el 'naming' del nuevo estadio, que es un concepto muy importante de entrada de dinero año a año", explicó.

    "También está el nombre del nuevo, o no, proveedor de ropa deportiva del equipo. La negociación con el nuevo o nuevos patrocinadores de la camiseta. Y también se está hablando de un nuevo "pack" que estamos negociando, para la venta conjunta de todos los palcos del nuevo Mestalla", agregó.

    Respecto al estado de la construcción del nuevo estadio y la posibilidad de una nueva demora en las obras por un parón a la hora de hacer frente a las condiciones económicas con las empresas que lo están construyendo, el presidente comentó que no cree que se produzca esta situación.

    "Creo que no, pero no voy más allá. Imagínese que fuera necesario parar las obras porque no hubiera dinero para hacer frente a los pagos de las obras, pues saldría y lo anunciaría públicamente: -Señores, vamos a parar 6 meses porque no podemos aguantar el ritmo económico de gastos-. Pero la realidad es que a día de hoy no está previsto. Esa es la auténtica realidad", recalcó.

    Preguntado por su constante negativa a la hora de hablar de la gestión realizada por su antecesor en el cargo Juan Soler, y las sospechas que pudiera haber en la calle alrededor de un posible pacto que impidiera la crítica en público hacia el ex presidente, Soriano se mostró tajante al afirmar: "Doy mi palabra de Honor que no tengo ningún pacto en ese aspecto. El único pacto es comercial, respecto de la compra-venta del paquete accionarial".

    Sobre su relación comercial con Soler, quiso dejar bien claro que se encuentra al día de los compromisos adquiridos con el que fuera máximo mandatario de la entidad.

    De la misma manera, Soriano también aclaró que el ex presidente Soler se encuentra al día de los pagos por la compra de la parcela que en su día adquirió en propiedad.

    En cuanto a aspectos más estrictamente deportivos, Soriano señaló que va intentar continuar garantizando la presencia de Villa y de Silva en el equipo, al igual que ya hiciera este pasado verano.

    "Garantizo intentar que continúen con nosotros, porque no tenemos ninguna intención de venderlos. Otra cosa es si viene alguien con la cláusula de rescisión en la mano, pero esa es una situación utópica a día de hoy", aclaró.

    Por último, del derbi autonómico frente al Villarreal que se debe disputar el próximo sábado en Mestalla no escondió sus ganas de ganar en el enfrentamiento, aunque admitió tener muy buenas relaciones con Fernando Roig, presidente del conjunto castellonense.

    "Son tres puntos más, aunque otra cosa es la rivalidad que hay entre los dos equipos. ¿Que ellos nos quieren ganar? No menos de lo que yo quiero ganarles a ellos, y si pudiera ser por 6-0, mejor que por 1-0, pero no soy de hacer sangre", concluyó.

    Subir