18 de septiembre de 2020 18/9/20

La Sala L’Horta arranca la temporada con la comedia sobre el mundo laboral El Mètode Grönholm y el estreno de una obra de teatro musical del cantautor valenciano Dani Miquel

La Sala L’Horta arranca la temporada con la comedia sobre el mundo laboral El Mètode Grönholm y el estreno de una obra de teatro musical del cantautor valenciano Dani Miquel - (foto 1)
  • La tradicional fiesta de inicio de temporada tendrá lugar el domingo 4 de octubre

MÁS FOTOS
La Sala L’Horta arranca la temporada con la comedia sobre el mundo laboral El Mètode Grönholm y el estreno de una obra de teatro musical del cantautor valenciano Dani Miquel - (foto 2)
La Sala L’Horta arranca la temporada con la comedia sobre el mundo laboral El Mètode Grönholm y el estreno de una obra de teatro musical del cantautor valenciano Dani Miquel - (foto 3)

La Sala L’Horta, centro cultural gestionado por L’Horta Teatre, alzará de nuevo el telón el primer fin de semana de octubre tras seis meses de cierre temporal debido a la crisis sanitaria de la Covid-19. Este ilusionante reencuentro con las artes escénicas -que viene acompañado de un meticuloso protocolo de seguridad e higiene- arrancará el sábado 3 de octubre con la comedia para adultos El Mètode Grönholm, incluida dentro de la programación especial del 25 aniversario de la Sala L’Horta. Al día siguiente, el domingo 4 de octubre, el espacio de la pedanía valenciana Castellar-Oliveral celebrará su tradicional fiesta de inicio de temporada con el estreno del espectáculo de teatro y música Desfem, del dolçainer y cantautor valenciano Dani Miquel. Un montaje divertido y didáctico que trata de concienciar a mayores y pequeños sobre la necesidad de cuidar del medio ambiente con gestos sencillos y cotidianos.

A lo largo del mes de octubre, la Sala L’Horta recuperará la programación especial del 25 aniversario que tuvo que cancelarse el pasado mes de abril. Consta de tres montajes: El Mètode Grönholm (Premio Max 2005), divertida sátira sobre el mundo laboral protagonizada por Rebeca Valls, Jordi Ballester, Ferran Gadea y Diego Braguinsky; Mulïer, danza a cargo de la compañía valenciana Maduixa Teatre, reconocido con dos premios Max y como Mejor Espectáculo de Calle de las Artes Escénicas Valencianas en 2018, y por último Vida, espectáculo de títeres para todos los públicos creado por Javier Aranda y laureado con el Premio al Mejor espectáculo Fira de Titelles de Lleida (2018) y al Mejor espectáculo de pequeño formato FETEN (2018).

La única sala con programación especializada para bebés

La programación regular de teatro infantil inicia la temporada 2020-2021 con dos montajes. El primero de ellos es Cucú Haiku, de la compañía Escena Miriñaque. Un espectáculo de teatro visual dirigido a la primera infancia (de 1 a 5 años) que se llevará a escena el 18 de octubre en función matinal y vespertina. Se trata de una delicada obra poética y llena de colores que adentra a los más pequeños en la comprensión de los ciclos de vida de la naturaleza. La Sala L’Horta es la única sala privada valenciana que ofrece una programación estable dirigida a bebés. Son piezas con características muy específicas: además de tener un aforo más limitado y una duración más corta, su contenido suele centrarse en la estimulación sensorial y los padres suelen ocupar el escenario con sus hijos para facilitar su experiencia.

La segunda cita de octubre dentro de la programación regular infantil será el domingo 25 de octubre con la compañía Disparatario, que ofrecerá dos funciones de La Maria no té por, una pieza teatral de aventuras y fantasía que al mismo tiempo trata de mantener vivo el bestiario popular valenciano, con personajes como El Butoni o la Quarantamula. Este espectáculo está incluido dentro del Plan Reactivem, impulsado por el Institut Valencià de Cultura.

Una sala segura y completamente remodelada

El público encontrará la Sala L’Horta completamente remodelada, después de la intervención integral que se ha llevado a cabo durante el verano para mejorar la comodidad de los espectadores. “Para que la visibilidad sea óptima, hemos bajado la altura del escenario y hemos construido una rampa para las butacas, además de otras mejoras no visibles, que harán de esta sala un espacio cálido ideal para el hecho escénico”, apunta Alfred Picó, director de Sala L’Horta. “Iniciamos una temporada diferente a las demás, pero con ilusión y con ganas de aportar normalidad a nuestras vidas”.

Subir