26 de febrero de 2020 26/2/20

Ruzafa reclama los sonómetros que pidieron sus vecinos

Ruzafa reclama los sonómetros que pidieron sus vecinos - (foto 1)
  • Según han denunciado se propuso la instalación de 15 sonómetros en los presupuestos participativos de este año pero todavía no se ha iniciado ningún trámite al respecto

MÁS FOTOS
Ruzafa reclama los sonómetros que pidieron sus vecinos - (foto 2)

La Asociación Russafa Descansa denuncia que todavía no se han instalado los sonómetros monitorizados que se propusieron en los resultados participativos del Ayuntamiento de Valencia. Un total de quince aparatos que deberían de instalarse y que, tal y como lamentan desde la asociación, todavía "no se ha iniciado por parte de la concejalías responsables lo más básico en cualquier expediente administrativo de contratación".

"Desde principios de enero de 2017, y como resultado de los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Valencia a iniciativa vecinal, se propuso la instalación de 15 sonómetros monitorizados en el barrio de Ruzafa". A finales de marzo, según estos vecinos, se acordó destinar 205.000 euros a una red de 15 paneles informativos para prevenir la contaminación acústica en Ruzafa.

En esta misma línea, recuerdan que las molestias en el barrio de Ruzafa "se agudizan y se generalizan". A esto añaden: "no cabe reclamar solo transparencia al respecto sino un mínimo grado de ejecución cuando se somete a participación vecinal una parte limitada de las inversiones municipales en los barrios de la ciudad de Valencia y se ofrece la posibilidad de presentar propuestas para la mejora del entorno más inmediato de sus residentes".

Los vecinos argumentan que medir no implica necesariamente reducir el ruido ni sobrellevar las molestias asociadas: "Para comenzar a controlar y reducir los niveles de contaminación acústica alcanzados en el barrio de Ruzafa, el actual gobierno municipal debería no sólo medir adecuadamente todos los focos de ruido, sino sobre todo establecer efectivos planes de acción contra el ruido", recomiendan. Una labor para la que es necesaria, según los vecinos, que las concejalías con responsabilidades en este tema se coordinen.

Precisamente hace unos días que esta asociación entregó más de 600 firmas al Síndic de Greuges para reclamar una solución a la contaminación acústica: "Calmar Ruzafa no es una prioridad del actual gobierno municipal, su inactividad solo promociona Ruzafa com Zona Acústicamente Saturada", lamentan.

Subir