1 de diciembre de 2020 1/12/20

EU reclama al PP que exija el cobro del canon de los polideportivos gestionados por empresas privadas

  • Albert: “Una deuda que en estos momentos se sitúa en cerca de 900.000 euros debería ser razón suficiente para que el PP se planteara su modelo de gestión privada”

La concejala del grupo municipal de Esquerra Unida, Rosa Albert, ha hecho hoy balance de las recaudaciones en concepto del canon de explotación de las instalaciones deportivas gestionadas de forma indirecta por empresas privadas desde el año 2007 al 2012 y ha comprobado que dichos complejos deportivos tienen una deuda con el Ayuntamiento de Valencia que asciende a un total de 536.190 euros. La edil también ha denunciado que en cuanto respecta al presente año a punto de finalizar, “la situación es todavía más grave ya que, a fecha de 30 de noviembre, de los 659.562 euros relativos a derechos reconocidos únicamente se han pagado 329.911 euros, es decir, que todavía quedan por cobrar 322.580 euros”.

Albert ha denunciado que año tras año se va incrementando la deuda por parte de las empresas que gestionan los polideportivos, “hecho que demuestra que el modelo de gestión indirecta por el que apuesta el PP es un absoluto fracaso ya que ni tan siquiera se está garantizando algo tan básico como es el cobro de los cánones por parte de las empresas que gestionan estos centros municipales”.

Según la edil, “no sólo se permite que no se cumpla con estas obligaciones contractuales sino que, además, ofrece períodos de carencia a las empresas que en un futuro vayan a explotar las de nueva construcción para que no tengan que abonar el canon, algo que desde Esquerra Unida entendemos que es absolutamente intolerable”. “¿Por qué no ofrece el PP períodos de carencia a las familias que no pueden hacer frente al pago de los precios públicos? “¿Qué pasaría si estas personas que no tienen recursos pretendieran acceder a las instalaciones sin hacer efectivo el pago? ¿Se iba a mostrar tan comprensivo el PP?”, se ha preguntado Albert.

Para la concejala de la formación de izquierdas, “si el equipo de gobierno pusiera en la centralidad de su gestión los intereses y necesidades de los vecinos de Valencia, la Fundación Deportiva Municipal recuperaría la gestión de las instalaciones que están cerrando, asumiría la explotación de las nuevas y, desde luego, haría cumplir con sus obligaciones contractuales al resto de empresas, sin embargo, la realidad es que el PP está permitiendo que se incumplan contratos y, por lo tanto, estableciendo una doble vara de medir”.

Igualmente, Rosa Albert ha insistido en que el Partido Popular “sigue perjudicando a los ciudadanos y ciudadanas de Valencia que con sus impuestos han pagado instalaciones que han costado millones de euros para que, posteriormente, se cedan a empresas privadas que obtienen unos beneficios mientras que los usuarios tienen que pagar un precio público cada vez que hacen uso de las mismas”.

Subir