25 de mayo de 2020 25/5/20

Provida atendió el año pasado en Valencia a más de mil madres en riesgo de exclusión social y a sus bebés

  • Ofrece atención vía mail a madres en dificultades durante la pandemia

La Asociación Valenciana para la Defensa de la Vida,  Provida, dedicada al acompañamiento de mujeres embarazadas y madres en riesgo de exclusión social, atendió en 2019 a 160 madres con sus bebés a través del “Programa de alimentación e higiene”, para el primer año de vida, y realizaron 900 ayudas puntuales de carácter material y también psicológico, médico y jurídico.

Esta semana celebran el Día Internacional de la Vida, en torno al 25 de marzo, “de forma distinta por las medidas del coronavirus, pero más que nunca, ayudando a los sanitarios, que se dejan la piel por nosotros, no contribuyendo a más contagios y cumpliendo nuestra obligación de preservar nuestra salud y la de los que nos rodean porque la vida es el bien más preciado que tenemos”, han indicado desde la entidad.

“Todo esto pasará y desde Provida Valencia esperamos que esta situación nos sirva a todos para que valoremos más lo que tenemos, empezando por la propia vida”, han añadido desde la asociación, que cumplió 40 años el pasado año.

La ayuda que proporcionan a las madres “se centra en las necesidades materiales de sus bebés, sobre todo de alimentación, higiene y ropa”, para lo cual organizan campañas de recogida de productos en supermercados, denominadas “Operaciones Potito”. Igualmente, “también les ofrecemos acompañamiento psicológico, jurídico, pediátrico y ginecológico si lo precisan y organizamos talleres sobre preparación para el parto, cuidados del bebé, alimentación y lactancia, entre otros”.

Por otra parte, “apoyamos y promocionamos todo lo que tenga que ver con la difusión de la cultura de la vida desde su concepción hasta la muerte natural”, han destacado. 

Durante el confinamiento, atención vía mail a madres con dificultades

La asociación fue puesta en marcha en 1979 por Justo Aznar, doctor en Medicina y director del Instituto de Ciencias de la Vida y del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia (UCV), “junto con un grupo de gente pionera en la defensa de la vida”.

En la actualidad, debido a las medidas por la pandemia, su sede en Valencia permanecerá cerrada mientras se prolonguen las medidas establecidas. Las personas que necesiten información pueden ponerse en contacto con la entidad a través del correo electrónico admin.valencia@provida.es y pueden consultar la web provida.es/valencia/ y sus redes sociales de Instragram y Facebook.

La entidad, que en los meses de enero y febrero atendió en su sede a una media de cien mujeres, cuenta con dos trabajadoras, una dedicada a la atención de las madres y coordinación del centro, y una psicóloga “que se encarga de valorar el tipo de ayuda que necesitan las madres y de realizar acompañamientos psicológicos”.

Igualmente, “colaboran habitualmente un total de 80 voluntarios, la mayoría mujeres jubiladas, que nos ayudan en la sede, tanto en el ropero, el reparto de alimentos y la selección de juguetes como en el mantenimiento del almacén, las ´Operaciones Potito` y otros eventos”. Todos los voluntarios permanecen en sus casas y volverán a colaborar con la entidad cuando finalicen las medidas establecidas por las autoridades.

Subir