19 de febrero de 2020 19/2/20
Los clubes pertenecen al mismo grupo empresarial investigado

La Policía Nacional detiene a tres personas por estafar a clientes de locales de alterne de Valencia

  • El fraude asciende a más de 95.000 euros

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos mujeres de 36 y 40 años, de origen rumano y ruso, respectivamente, y a un hombre de 64 años, de origen ruso, como presuntos autores de un delito de estafa. Según se desprende de las investigaciones, los arrestados, administradores de dos locales de alterne y un café de Valencia, habrían actuado conjuntamente para estafar más de 95.000 euros, cargando en las tarjetas de crédito de sus clientes importes desorbitados por consumiciones y servicios.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes de una serie de denuncias, en la que las víctimas tenían en común haber acudido a dos clubs de alterne de Valencia. Tras realizar el pago con tarjetas de crédito por las consumiciones y servicios demandados y abandonar los locales, los clientes comprobaban a través de los extractos bancarios, que les habían cargado importes por consumiciones no realizadas y por cantidades desproporcionadas.

Siguiendo varias pesquisas, los investigadores averiguaron que estos establecimientos cambiaban de razón social cada pocos meses, y que funcionaban a través de una complicada red empresarial, en la que sus socios y administradores se entrelazaban sin ningún orden aparente, y que al frente de los negocios era habitual encontrar a mujeres de origen extranjero, como testaferros, sin ninguna capacidad para la administración de las empresas.

Los policías comprobaron que los datáfonos utilizados desde donde realizaron los cargos, estaban a nombre de estas empresas, y era común que estos locales los intercambiaran entre sí, posiblemente para dificultar una investigación policial. El total de lo defraudado podría ascender a más de 95.000 euros.

La mayor parte de las víctimas de esta estafa eran personas extranjeras, en su mayoría turistas, ya que los responsables de los locales sabían que estas personas estarían de paso por Valencia durante un periodo corto de tiempo, y para cuando se dieran cuenta del fraude, probablemente ya estarían en su país de origen.

Los investigadores realizaron una inspección en dos locales de alterne y un café de Valencia, todos pertenecientes al mismo grupo empresarial investigado, arrestando a los administradores de los mismos, imputándoles un delito de estafa.

Los policías comprobaron posteriormente que podrían existir otras víctimas, ciudadanos extranjeros residentes fuera de España, por lo que se están realizando las gestiones oportunas para su localización a través de los mecanismos internacionales de cooperación y coordinación policial.

Los detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuesen requeridos.

Subir