29 de febrero de 2020 29/2/20

La Policía Nacional detiene a un empleado por apoderarse de dinero de la recaudación

    Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 39 años, de origen español, como presunto autor de un delito de hurto, tras apoderarse de dinero de la recaudación que guardaba su jefa en un cajón de la oficina, aprovechando la hora de la comida que se quedaba sólo en el local. La víctima se percató que en el transcurso de cuatro días le faltaban más de 2.000 euros.

    Los hechos ocurrieron cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un local comercial de Valencia donde al parecer un trabajador había sustraído dinero de la recaudación.

    Inmediatamente, los policías se dirigieron al lugar donde averiguaron que días antes la propietaria se había percatado que en el transcurso de cuatro días le faltaban más de 2.000 euros del dinero de la recaudación que guardaba en un cajón de la oficina dentro de un estuche.

    Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que la propietaria esa mañana había cogido unos 1.000 euros y había marcado con un rotulador de color verde los billetes de cinco, diez y veinte euros con un punto al final de la grafía euro y los de 50 con un punto en el interior del cero.

    Los policías averiguaron que sobre las dos de la tarde, todos los trabajadores se habían marchado del local a excepción de un empleado que desde que lo había contratado hacía aproximadamente una semana se quedaba a la hora de comer solo. Al regresar por la tarde, la propietaria hizo un recuento de la recaudación echando en falta unos 860 euros.

    Finalmente, los agentes le realizaron un cacheo superficial al empleado localizándole en un bolsillo de su pantalón en un monedero un billete de 20 euros que presentaba un punto verde después de la grafía euro, por lo que tras realizar diversas comprobaciones lo detuvieron como presunto autor de un delito de hurto.

    El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

    Subir