24 de febrero de 2020 24/2/20

La Policía Nacional desarticula un grupo itinerante especializado en robos con fuerza en viviendas

La Policía Nacional desarticula un grupo itinerante especializado en robos con fuerza en viviendas  - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Policía Nacional desarticula un grupo itinerante especializado en robos con fuerza en viviendas  - (foto 2)
    La Policía Nacional desarticula un grupo itinerante especializado en robos con fuerza en viviendas  - (foto 3)

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo itinerante especializado en robos con fuerza en viviendas, presuntamente responsable de 19 robos en Pamplona, Valencia y Zaragoza. Los detenidos tenían un alto dominio en la apertura de cerraduras por los métodos del ganzuado, bumping, impressioning y magic key. Ocultaban los objetos sustraídos en sendos trasteros de Valencia, donde los agentes se han incautado de un arma de fuego procedente del robo en el domicilio de un militar, así como joyas y útiles relacionados con el tráfico de drogas, entre otros. Hay cuatro arrestados, en Zaragoza y en Valencia, entre los que se encuentran el líder del grupo organizado y su esposa.

    La investigación comenzó con un robo cometido en Pamplona en febrero de 2016 en el que sus autores sustrajeron dinero en efectivo y joyas valoradas en unos 30.000 euros. Al parecer se trataba de un grupo itinerante especializado en el robo en domicilios que cometía los asaltos por todo el territorio nacional.

    El líder de la organización fue identificado como un ciudadano búlgaro residente en Valencia, ciudad en la que operaba en compañía de otro miembro del grupo que también ha sido detenido.

    Los investigadores también pudieron comprobar cómo la organización llevaba años actuando en otras localidades como Pamplona o Zaragoza, siendo detenido uno de sus miembros en esta última ciudad, donde también residía y cuya labor consistía en localizar las viviendas que luego eran robadas. Lo hacía en compañía del cabecilla del grupo, que se desplazaba a Zaragoza desde Valencia -a primera hora de la mañana y generalmente en días alternos- para recorrer a pie la ciudad entrando en diversos portales y tomando evidentes medidas de seguridad. Por los servicios prestados en los robos cometidos en esta ciudad, recibía del principal investigado 1.000 euros semanales en pago por su colaboración.

    Los detenidos actuaban con un alto dominio en la apertura de cerraduras por los métodos del ganzuado, bumping, impressioning y magic key, para lo que contaban con útiles específicos que también han sido incautados.

    Joyas "colocadas" en Madrid

    En su papel como líder del grupo, el principal investigado era el encargado de dar salida a las joyas sustraídas, para lo que se desplazaba a Madrid, donde contactaba con un perista de su confianza. Por otro lado, también contaba con la colaboración de su esposa, quien no sólo era plenamente consciente de la actividad delictiva de su marido sino que además le facilitó la cobertura necesaria.

    Finalmente, el líder del grupo fue detenido en Valencia cuando se dirigía hacia Madrid para vender parte de las joyas que almacenaba. Poco después fueron arrestados tanto su esposa como sus dos cómplices en Valencia y Zaragoza respectivamente.

    Gorro y careta para ocultar sus rostros

    Disponían de dos trasteros en Valencia –estratégicamente alejados del domicilio del cabecilla- donde ocultaban los objetos sustraídos y las herramientas que utilizaban para forzar las viviendas. Además, tenían previsto hacerse con otro trastero para almacenar los efectos relacionados con su actividad delictiva, esta vez en Zaragoza.

    En los registros efectuados los agentes se incautaron de una careta, una gorra y otras prendas para ocultar sus rostro en los asaltas; así como múltiples efectos relacionados con el robo, principalmente ganzúas para distintos modelos de cerraduras, extractores y rompedores de bombillos, telescopios de mirillas, inhibidores de frecuencia, balizas GPS e incluso bombonas de oxígeno o acetileno utilizadas para alimentar las lanzas térmicas con las que violentaban cajas fuertes. También se hallaron un arma de fuego procedente del robo en el domicilio de un militar, así como joyas y útiles relacionados con el tráfico de drogas, entre otros.

    Plan contra la delincuencia itinerante

    Esta operación se enmarca dentro del "Plan Contra la Delincuencia Itinerante" puesto en marcha por la Dirección General de la Policía en 2014 para luchar contra este tipo de grupos organizados. La meta de este plan operativo es dar una respuesta a uno de los objetivos prioritarios de la Unión Europea y facilitar cauces para la prevención e investigación de los delitos cometidos por grupos criminales itinerantes. Este plan implica a agentes de las Comisarías Generales de Policía Judicial, Policía Científica, Seguridad Ciudadana y Extranjería y Fronteras, y de las 20 Jefaturas Superiores de Policía.

    Subir