25 de septiembre de 2020 25/9/20

La policía detiene a cuatro hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública y uno de ellos además por un delito de estafa

    Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a cuatro hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública y a uno de ellos además se le considera el presunto autor de un delito de estafa, ya que al parecer intentó vender, a unos empresarios de Guadalajara, lo que parecía ser oro en polvo, por la cantidad de 11.000 euros.

    Agentes de la Policía Nacional de esta Jefatura Superior de Valencia han detenido en un domicilio del distrito de Patraix, a cuatro hombres, de entre 24 y 46 años, tres de ellos nacidos en Malí y uno en Camerún, como presuntos autores de un delito contra la salud pública y a uno de ellos, además como presunto autor de un delito de estafa. Los policías realizaron un registro en el domicilio en donde intervinieron:

    • 1242 gramos de una sustancia al parecer cocaína
    • 21 kilogramos de supuesto polvo de oro
    • diversos documentos personales, supuestamente falsos
    • una caja fuerte
    • útiles y efectos para la manipulación de la droga

    Los hechos ocurrieron sobre las once y cuarto de la noche, cuando los policías que se encontraban realizando labores de prevención, fueron alertados por la Sala 091, de que en el distrito de Patraix un hombre tenía retenido a otro, al parecer por un posible hurto. Inmediatamente, se dirigieron al lugar, donde pudieron observar como un hombre tenía retenido a otro.

    Los agentes, tras realizar las gestiones oportunas, pudieron averiguar que una de estas personas, era un empresario de Guadalajara que se había desplazado hasta Valencia, en compañía de otro empresario, para comprar oro en polvo, a unas personas afincadas en un piso del distrito de Patraix de Valencia, con las que previamente habían contactado. En el transcurso de las negociaciones, antes de hacer entrega del dinero, los empresarios se percataron de que lo que iban a comprar no era oro en polvo, sino algo parecido.

    En ese momento, los vendedores les arrebataron 11.000 euros con los que iban a efectuar la compra, y huyeron a la carrera, siendo uno de ellos interceptado por los empresarios, por lo que los agentes, tras realizar las comprobaciones oportunas, procedieron en ese momento a su detención como presunto autor de un delito de estafa.

    Como consecuencia de las investigaciones, los policías realizaron un registro en el domicilio de Patraix, en donde intervinieron gran cantidad de envoltorios de plástico, en forma de dátil, conteniendo al parecer cocaína, alcanzando un peso de mas de un kilo, útiles y efectos para la manipulación de la droga y 21 kilos de supuesto polvo de oro; procedieron a la detención de los otros tres sospechosos, que se encontraban en el domicilio en ese momento.

    Los detenidos, uno con antecedentes policiales, han pasado a disposición del juzgado de instrucción número cuatro de Valencia

    Subir