20 de septiembre de 2020 20/9/20

La Policía detiene a una agente de seguros que estafó más de 33.000 euros a la compañía de seguros en la que trabajaba

  • La arrestada tramitó 29 siniestros falseando los datos de los beneficiarios, para posteriormente apoderarse del dinero

  • Además trató de hacer creer que alguien habría obtenido sus claves y habría realizado estas tramitaciones en su nombre

Agentes de la Policía Nacional han detenido en el distrito de Abastos a una mujer 37 años de origen español, como presunta autora de un delito continuado de estafa, tras tramitar 29 falsos siniestros poniendo como beneficiarios de los mismos a amigos y familiares suyos, obteniendo un botín de 33.306,16 euros. La ahora arrestada, que trabaja en un compañía de seguros desde hace quince años, comenzó a cometer los hechos desde el año pasado.

Las investigaciones se iniciaron tras interponer una denuncia una trabajadora de una compañía de seguros, en la que manifestaba que alguien utilizando sus claves, había tramitado una serie de pagos por siniestros de vehículos.

Los policías durante la pesquisas, averiguaron que la denunciante trabajaba en esta empresa desde hacía al menos quince años, y que desde el año pasado se habrían realizado una serie de tramitaciones de siniestros, sin haber sido solicitados por sus auténticos beneficiarios, por lo que centraron las sospecha sobre la misma.

El modus operandi utilizado en todas estas tramitaciones de siniestros con irregularidades en el pago a los beneficiarios era el mismo, y aunque los siniestros existían, ya que eran daños producidos por el vehículo asegurado a puertas, muros, viviendas o garajes, el perjudicado no había reclamado en tiempo y forma el siniestro por lo que ya no tendría derecho a la indemnización.

La sospechosa favoreciéndose de su puesto de tramitadora de seguros en su empresa, al parecer realizaba la tramitación de estos siniestros a beneficiarios ajenos al hecho, recibiendo las liquidaciones mediante transferencia bancaria.

Los policías averiguaron que los beneficiarios que recibían el dinero de la compañía de seguros en concepto de los siniestros, residían en las inmediaciones del domicilio de la sospechosa, e incluso había dos familiares directos. Además, en una ocasión ingresó en la cuenta bancaria de unos conocidos suyos dos siniestros diferentes.

Ésta les contaba a sus conocidos, a los que solicitaba su número de cuenta para realizarles el ingreso de dinero, que su cuenta bancaria la tenía bloqueada o que no quería que su expareja se enterara de este ingreso.

Los investigadores detectaron 29 liquidaciones fraudulentas, seis realizadas en el año 2012, y 23 en el 2013 consumados, obteniendo un beneficio económico de 33.306,16 euros. Además se detectaron otras dos tramitaciones irregulares que estaban paralizadas por la compañía de seguros, por lo que fue arrestada por un presunto delito de estafa.

La detenida, sin antecedentes policiales, fue puesta en libertad una vez oída en declaración, siendo advertida de la obligación de acudir ante la autoridad competente cuando sea requerida.

Los policías continúan con las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.

Subir