1 de marzo de 2021 1/3/21

Podemos considera "ridículo, vergonzoso y denigrante" el discurso de Rita Barberá

    Podemos Valencia considera ridículo, vergonzoso y denigrante el “discurso“ pronunciado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en la Crida de las Fallas 2015 y lamenta que tras más de 20 años en este cargo no haya sido capaz o no haya querido aprender valenciano correctamente, actitud que pone de manifiesto la escasa importancia que otorga a una seña de identidad valenciana tan fundamental como nuestra lengua.

    El  partido político que pretende imponer una ley de señas de identidad como si fuera depositario único y exclusivo de las esencias de la cultura valenciana, tiene como representante municipal a una persona que no cumpliría precisamente ni su propia legislación identitaria. Rita Barberá debería ser el primer objeto de observación del supuesto Observatorio por la identidad que la Conselleria de Gobernación pretende poner en marcha para identificar, como señala su propio borrador aquellas manifestaciones que “atenten contra las señas de identidad del pueblo valenciano”.

    Además, la alcaldesa de Valencia ha pronunciado este discurso en uno de los actos más queridos por los falleros y de gran contenido simbólico, el que da inicio a la fiesta, y en el que se congregan miles de ciudadanos y ciudadanas para participar en el pistoletazo de salida de las Fallas.

    Los pitos del público que había acudido al acto celebrado ante las Torres de Serranos, interrumpiendo las palabras de Barberá, y la reacción que ha desencadenado en las redes sociales revela hasta qué punto está agotado el proyecto del PP en la ciudad, cuya máxima representante ha significado un bochorno para la imagen de la ciudad Valencia que tanto dice defender.

    En opinión de Podemos, no es tolerable que la primera edil utilice expresiones como "Falleres i fallers, vos anime a que degeim passar el fred del verano, el fred del hivern i boquem el caloret faller, el caloret sin dua, el caloret de foc i la flama”.

    Asimismo, considera que el hecho de que Barberá no haya sido capaz de preparar un discurso coherente de unos minutos para este acto, mezclando palabras en castellano y frases sin sentido, evidencia la ausencia de respeto que siente por esta ciudad y por las Fallas.

    Podemos cree que la intervención de la alcaldesa simplemente desborda un vaso a rebosar de improvisaciones, irresponsabilidades y desprecios a la ciudad y considera que es necesario un cambio en el consistorio que dignifique Valencia y no reduzca las Fallas a “una cuestión de caloreta”.

    En este sentido, incide en que las Fallas reúnen el sentir, la ilusión y el trabajo de muchas personas, hacen posible la conservación de una parte esencial de nuestra cultura y merecen una representación a la altura de esa dignidad. 

    La Crida de 2015 ha de ser la Cridà de despedida de Rita Barberà y un gobierno que ya no beneficia a nadie en Valencia.

     

    Subir